Agenda 2030

Es un acierto que se incidiera ayer en la cohesión social

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

Los Jameos del Agua, en Lanzarote, fue el lugar elegido para la presentación ayer de los objetivos canarios de la Agenda 2030, con una puesta en escena en la que hubo participación institucional variada, así como representación de la sociedad. No es baladí el detalle: el Gobierno, por muy todopoderoso que se considere, no es capaz por sí solo de dar la vuelta al modelo productivo canario y hacerlo sostenible, en el más amplio sentido del término. Se agradece por eso la colaboración con más actores públicos y privados, porque lo que está en juego nos afecta a todos y solo puede conseguirse si todos reman en la misma dirección.

De lo avanzado ayer, me quedo sobre todo con el mensaje de que la sostenibilidad no debe ser solo ambiental, sino también social. El mensaje ahí es de calado y está absolutamente justificado en la Canarias en que vivimos. Una Canarias con una brecha social gigantesca y que se acrecentó con la crisis de 2008, a lo que se añadió el impacto de las medidas derivadas de la mal entendida, y peor ejecutada, 'austeridad'.

Además, ciertas medidas hacia la sostenibilidad ambiental tienen en el corto plazo un coste que no es precisamente menor. Por eso hay que articular políticas para amortiguar ese encarecimiento. Para dejarlo claro: una sociedad no será sostenible si no participan en ese éxito todos los segmentos sociales.

En esa línea, es un acierto que en la presentación de ayer se incidiera en la apuesta por una Canarias cohesionada socialmente, donde el bienestar no se mida solo en términos cuantitativos de turistas que llegaron, sino cómo se repartieron el negocio que dejaron. Sobre esto, un recordatorio que creo que todos debemos grabarnos a fuego y que ilustra sobre el mucho trabajo que hay por delante: la Canarias que llegó al récord de 16 millones de turistas en un año fue líder en tasa de paro y de exclusión social.

El 2030 que acompaña a la palabra Agenda es un horizonte temporal necesario pero en el que difícilmente se van a cumplir todos los objetivos. Dar la vuelta al calcetín del modelo económico y social lleva más de nueve años, pero es necesario que haya una hoja de ruta, unos objetivos y unas etapas intermedias. Si de eso fue lo vivido ayer en Los Jameos, bienvenido sea.