A cara descubierta

El turismo se mantiene así que, adiós al Sur

24/01/2020

Silvia Fernández

Es maravilloso que se celebre la feria turística Fitur y se constante que el sector va a marchar por buenos derroteros a lo largo de este año. Después de un 2019 de desaceleración económica y que ha supuesto la pérdida de 400.000 visitantes es una gran noticia constatar que el principal sector económico de las islas va a tirar bien a lo largo del año 2020 y que el archipiélago podrá cerrar en cifras similares a 2019, en torno a los 15 millones de turistas. Si al turismo le va bien a todos nos va bien y eso es motivo de alegría y tranquilidad.

Sin embargo, como todo en la vida, esta situación de bonanza en el sector turístico tiene su contrapunto y es que, nuevamente, en 2020 el Sur volverá a estar prohibido para los canarios por los altos precios que se mueven al alza empujados por la actual demanda -muy buena- y unas previsiones positivas para los próximos meses gracias a la recuperación de plazas y conectividad aérea con mercados de referencia como Alemania y la península.

Hoy mismo si un canario entra en cualquier plataforma online de buscadores de viajes y busca hoteles para pasar un fin de semana en el sur de la isla comprobará que los precios son prohibitivos. En hoteles de referencia, quedarse dos personas de viernes a domingo puede salir por casi mil euros, sin desayuno ni media pensión. Si la elección es un apartamento, el idílico fin de semana, es decir, dos noches, puede costar unos 400 ó 500 euros. Vamos que ir al Sur a un apartamento puede tener el mismo coste que irte a Madrid y quedarte en un hotel de cuatro estrellas. Hecho las pertinentes búsquedas y verificado el coste de viajar a la capital española en un vuelo de Ryanair y quedarse en un hotel céntrico sale por 554 euros para dos personas.

Así que el Sur vuelve a estar vetado este año vía precios para los isleños y solo para ellos. Si la misma persona que está interesada en bajar al sur hace su búsqueda desde cualquier otro país de la Unión Europea podrá comprobar que los precios son sustancialmente más bajos que si la reserva se hace desde Canarias. También si se viaja desde la península con vuelo incluido los precios son mucho más ajustados y baratos que los que se les ofrecen a los canarios. Verificado en una plataforma de viajes ayer mismo: vuelo desde Madrid más un hotel de tres estrellas en Taurito durante ocho días y siete noches tiene un coste de 218 euros. El mismo alojamiento cuesta por dos noches (y sin vuelo) para los canarios 237 euros y se ofrece como precio ganga.

Habrá que esperar a que vuelvan las vacas flacas para que los empresarios se acuerden de los canarios y les animen a elegir Canarias como destino de vacaciones.