Mi punto de vista

Desconcierto generalizado

Gran Canaria Isla Europea del Deporte es un sello que pretende potenciar los eventos deportivos de la isla o su interés es fiscalizar y organizar en la sombra las distintas pruebas? A los hechos me remito. Los organizadores están que trinan. Desde la oficina de Gran Canaria Isla Europea del Deporte atosigan a los responsables de los eventos con unas condiciones sin lógica alguna.

Los organizadores deben justificar ante el Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria todos sus movimientos, por qué se pone un logo o no, de qué color será la camiseta y su diseño, cómo será el protocolo, crear un comité organizador en el que ellos estén presentes, etc. ¿Cuál es el objetivo? Se desconoce. La incongruencia no tiene límites, porque se jactan de solicitar documentación y exigir qué logo debe colocarse en un sitio u en otro y luego en un gran evento recientemente celebrado permitieron que el arco de salida fuese un hinchable sin más, lo que dejó de manifiesto que nadie en el IID sabe a qué atenerse y que los organizadores están en una fase de locura transitoria sin explicarse a qué viene esta fiscalización.

El Cabildo tiene la sartén por el mango, o lo que es lo mismo la subvención o la partida económica para que muchos subsistan, pero no todo en la vida es dinero y cada uno debe saber cuál es su parcela.

¿Esta paranoia sirve para justificar la creación de una oficina de Grandes Eventos, en un proceso administrativo que ha generado dudas? El IID debe potenciar el deporte base, volcarse en que los niños y niñas de los 21 municipios de Gran Canaria tengan unas instalaciones en condiciones, pero últimamente se ha tomado un protagonismo erróneo, donde la foto es el gran objetivo y la causa final.

La idea de Gran Canaria Isla Europea del Deporte fue aplaudida por muchos como un sello que potenciase las organizaciones de los eventos más importantes de la isla, pero ahora si uno organiza una carrera de caracoles también tendrá opción de ser incluido en el programa, siempre y cuando le coloquen en la concha del caracol el logo de Gran Canaria Isla Europea del Deporte. Ángel Víctor Torres, consejero de Deportes, debe tomar ya cartas en este asunto. Está inmerso en otros muchos y sus comparecencias en Deportes son cada día menores. Pero es hora de sentarse con los organizadores y que ellos le hablen claro de lo que está pasando. Y que nadie le cuente otra milonga.