A cara descubierta

CC, estrategia inadecuda

Haría bien Coalición Canaria (CC) en bajar el tono a la hora de manifestarse sobre la moción de censura en Icod de los Vinos y que tiene toda la pinta de que saldrá adelante el próximo 17 de agosto. Enseguida han salido los nacionalistas a protestar porque el Partido Popular (PP) apoya esta moción, que supondría la pérdida de poder de CC de uno de sus ayuntamientos y a amenazar con retirar el apoyo dado en Madrid al Gobierno de Mariano Rajoy si sale adelante.

Sin embargo, su estrategia no es adecuada. Muy probablemente si alguien tiene que perder en una situación política de tirantez y posturas de enfrentamiento son los nacionalistas.

Una retirada del apoyo a Rajoy tendría consecuencias, obviamente, pero tampoco sería algo demasiado grave. El presidente del Gobierno tiene ya aprobados los Presupuestos de este año y podría decidir una prórroga para el siguiente, de forma que Rajoy podría llegar a 2019 y en ese momento, sin demasiadas estridencias, convocar elecciones anticipadas.

Peor sería la tesitura para los nacionalistas en caso de retirar el apoyo a Rajoy. ¿Cómo explicarían a los canarios que todos los beneficios y prebendas logradas con el apoyo de los Presupuestos se han perdido por una pataleta? ¿Acaso el ayuntamiento de Icod de los Vinos vale más que los más de 1.300 millones logrados por los nacionalistas en la negociación y que se destinarán a servicios públicos como la sanidad, con sus listas de espera, y la educación? ¿Cómo justificará CC ser el causante de la inestabilidad derivada de la caída de un gobierno en un contexto en el que, tras muchos años de crisis, la economía crece y genera empleo? El coste político al que se enfrentaría CC en un escenario de ruptura con Madrid sería demasiado elevado.