Por si le interesa

Algo malo comemos

Siguiendo las instrucciones que te daban en las guías, en un viaje que hace unos años hice al extranjero no bebí en ningún momento agua que no fuera embotellada, pero en casa de un familiar al que fui a visitar, descuidé las protecciones y disfruté a gusto de un refresco de esos caseros, propio de países donde no los tienen tan a mano en los supermercados. Me destrozó el estómago. En cambio, mi gente de allá, como una rosa. Al hilo de esta anécdota, un amigo médico me advirtió de que lo que me pasó allende el mar, me habría pasado igual si esa agua me la hubiera tomado en casa de mis padres 60 años atrás, cuando eran niños. La profilaxis que rodea nuestras vidas nos hace menos resistentes a los males que nos acechan en el medio, de tal forma que si lo que comemos o bebemos no ha pasado por ciertos filtros, acaba haciéndonos daño.

Algo está pasando. En pleno siglo XXI, con los avances de la medicina y el celo por la higiene y los buenos hábitos, el ser humano es cada vez más frágil. Debe ser por lo que comemos

Hasta ahí, todo normal. El problema es que tengo la sensación de que esa fragilidad ha pasado a tener un origen patológico. Y que su radio de acción afecta a cada vez más gente. En mis tiempos, raro era encontrarse en el colegio con un alérgico. En cambio, abundaban los asmáticos. Ahora rara es la clase en la que no haya un chiquillo con un problema de intolerancia alimenticia, alergia, diabetes o similar. La celiaquía se expande como si fuera contagiosa, y no lo es. Los productos sin son ahora pan de cada día en los súper. Y los restaurantes, lamentablemente aún muy pocos, incorporan información adicional sobre qué ingredientes pueden ser alérgenos. O diseñan cartas y menús especiales para sus clientes.

Algo está pasando. En pleno siglo XXI, con los avances de la medicina y el celo por la higiene y los buenos hábitos, el ser humano es cada vez más frágil. Debe ser por lo que comemos. Tanta química está haciendo estragos. Y me temo que esto es solo el principio. Si no, al tiempo.