Las vicepresidentas del gobierno creen que el Rey emérito debe explicarse