El verano, la época preferida por los okupas

ATLAS ESPAÑA

Una vecina de la localidad de El Rompido, en Huelva, ha sufrido la okupación de su domicilio. Se trata de un chalet reformado, de 100 metros cuadrados, y en frente de la playa. Los inquilinos tenían contrato hasta el mes de junio, pero ahora no quieren marcharse. El fenómeno de la okupación es uno de los quebraderos de cabeza del verano. Durante los últimos años, los casos han ido aumentando y, ante la lentitud de la Justicia, muchas veces son los mismos propietarios y sus vecinos los que protestan e incluso logran echar a los okupas.