Los vecinos de La Palma afectados por el volcán se quejan de que las ayudas son insuficientes