Tragedia en una tranquila playa de Salou