Las tormentas de verano se ceban con Tarragona

ATLAS ESPAÑA

Las fuertes lluvias que han descargado en el Camp de Tarragona han venido acompañadas de granizo. En varios lugares como la playa Llarga, Boscos o Cala Romana han caído piedras del tamaño de pelotas de golf. Pero hay más: una manga marina ha sorprendido a los vecinos de Miami Platja, Salou y Cambrils.Los Bomberos han tenido que hacer una decena de salidas este martes a causa de los aguaceros. La lluvia se ha ido desplazado por el Baix Camp, el Tarragonès y el Alt Camp, donde ha llovido con intensidad.En la ciudad de Tarragona, la Guardia Urbana ha cortado los accesos a la playa de la Arrabassada por la caída de dos árboles de grandes dimensiones.Y en Constantí, Protecció Civil ha cortado los barrancos de Mas Blanc y Sant Ramon, ya que el agua se ha salido de los arcenes.