La lucha contra el coronavirus

Sanidad última el pase de media España a la fase 2

21/05/2020

El Ministerio de Sanidad todavía este jueves seguirá en sesiones de mañana y tarde con sus reuniones bilaterales con las comunidades y aun no tiene analizados todos los expedientes remitidos sobre la evolución de la pandemia y, sobre todo, sobre la capacidad de reacción de las autonomías ante un posible rebrote. La Comunidad Valencia es la única que no pide avanzar tras algún rebrote reciente.

Sí que tiene ya bastante claro que los datos que presentan las autonomías más ‘aplicadas’, y que acumulan algo menos de la mitad de la población de España, les permitirán pasar este sábado a la fase 2, el estadio que permitirá la apertura de todos los comercios, con independencia de su extensión, o que autorizará a que los restaurantes y bares sirvan comida en el interior de los locales. Eso sí, guardando siempre las distancias de seguridad.

«No habrá demasiadas muchas sorpresas», afirman desde el departamento que dirige Salvador Illa. La inmensa mayoría (por no decir todas a falta de analizar todavía algún parámetro) de las comunidades que el viernes 8 de mayo aprobaron en primera convocatoria el paso a la fase 1 recibirán luz verde mañana para alcanzar el siguiente estadio.

Hace dos semanas las autonomías que pasaron el corte de manera total y sin restricciones fueron: Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia, Navarra, Asturias y La Rioja, además de Ceuta y Melilla. Euskadi también paso a fase 1, aunque el Gobierno vasco aplicó posteriores restricciones.

El debate en las últimas horas –explican desde Sanidad- no está tanto en estas zonas que van a pasar a la fase 2, sino en las comunidades que tienen algunas áreas o la entera comunidad todavía varada en fase 0 (Madrid, el Área metropolitana de Barcelona y los grande núcleos de Castilla y León) y las autonomías que tienen comarcas o provincias que accedieron a diferentes ritmos y que, a partir del próximo lunes, podrían volver a ver cómo solo parte de su población pasa de fase (Andalucía y Castilla y La Mancha). Harina de otro costal es la Comunidad Valenciana que es la única autonomía, que tras algún rebrote, ha decidido no pedir ninguna mejora para su territorio, permaneciendo toda la región en fase 1 hasta principios de junio.

Sin fase 0

Desde Sanidad ya adelantan que, «salvo sorpresa mayúscula», el próximo lunes no habrá nadie en fase 0 en España porque las dos metrópolis y las capitales castellanoleonesas serán promocionadas. El problema –dicen los colaboradores de Fernando Simón- es que la Comunidad de Madrid ya ha adelantado que quiere pasar a la fase 2 el 1 de junio, después de estar únicamente una semana en la fase 1, cuando el plan de desescalada del Ejecutivo de Pedro Sánchez especificaba expresamente que para cambiar de estadio es indispensable estar catorce días (un periodo de incubación del coronavirus) para calibrar con garantías la situación.

El Ejecutivo de la popular Díaz Ayuso ya hecho llegar a Sanidad que no le vale el argumento de que los tiempos en las fases son inamovibles porque ese plan de la desescalada ya ha sido «cambiado al antojo» para permitir la desescalada en unidades diferentes de las provincias, para establecer fases intermedias como la «0,5» (fase 0 con medidas de alivio) o para permitir al Ejecutivo vasco que establezca sus propias reglas internas de desconfinamiento.

Y encima, en un momento tan delicado, los puentes con la Comunidad de Madrid están totalmente rotos, después de que el Ejecutivo regional haya denunciado al Gobierno de Sánchez ante el Supremo por vetar su paso de fase en dos ocasiones sin usar «criterios objetivos». Hoy mismo el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, discute por videoconferencia con los especialistas a los que él mismo está acusando en esencia de prevaricar.

En esta guerra en la que se está convirtiendo esta tercera ronda de exámenes de la desescalada, Díaz Ayuso ha encontrado un aliado en el andaluz y también popular Juanma Moreno, quien como la dirigente de Madrid, aspira, para el enfado de los técnicos de Sanidad, a acelerar los plazos. Moreno quiere que Málaga y Granada pasen el próximo lunes a fase 2 con el resto de la comunidad sin haber estado en fase 1 más que siete días. Idéntico planteamiento hacía hasta hace poco el socialista valenciano Ximo Puig, que no quería dejar atrás a las catorce áreas sanitarias aprobadas hace solo una semana. Sin embargo, los rebrotes han provocado que la ‘reunificación’ de la provincia se vaya a hacer a la baja, en la fase 1, durante una semana más.

Desde Sanidad insisten en que los catorce días de «cuarentena» que hay que pasar en cada fase son una de las reglas básicas y que el propio Puig ha acabado entendiendo este «principio científico». Aun así, nadie ya en la sede del Paseo del Prado 18 se atreve a garantizar que las reglas del juego de la desescalada no se vuelvan a cambiar. Una vez más.