Los Reyes cierran su visita de Estado en la residencia de la Embajadora española en Suecia

Sorprendió que la Reina luciera un modelo de una marca low cost en la cena de gala en Suecia, aunque sí es habitual en otro tipo de eventos. No llega a los 50 euros un traje rojo, color fetiche para la Reina, que ha usado en varios actos oficiales. De otra marca española al alcance de muchos es un diseño estampado que también ha utilizado una y otra vez. Ayer quiso hacer un guiño a la moda sueca, como lo hizo al vestir otro modelo de una diseñadora vasca en la inauguración del Memorial de las Víctimas del Terrorismo, o lo hace cada verano calzando las alpargatas en Mallorca. Comprometida con el medioambiente la hemos visto con una firma tarifeña, que confecciona sus diseños con materiales ecológicos, como otro diseño de una marca gallega. El mensaje más reivindicativo fue, seguramente, el que lanzó al lucir un vestido confeccionado por 12 víctimas de la trata de mujeres. Hoy ha vuelto a apostar por la moda española con un modelo rosa con motivos florales en relieve, nueva adquisición como el vestido de anoche, que también guarda en su armario la heredera de la corona sueca. -Redacción-

ATLAS ESPAÑA