La princesa Leonor. / Casa Real

Leonor supera con nota su debut en solitario

La Princesa de Asturias da un paso más en su formación como heredera y preside en nombre de la Corona el 30 aniversario del Instituto Cervantes

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

Con la Constitución en una mano y 'El Quijote' en la otra, la Princesa de Asturias debutó este miércoles en solitario. Empática y cordial, algo tímida también, Leonor de Borbón, a sus 15 años, se desenvolvió con aplomo en su estreno, en el que demostró su interés por la cultura y su amor por los libros. La comitiva real llegó a la sede del Instituto Cervantes, en la calle de Alcalá, a las doce en punto. Tras el cordón de seguridad, decenas de personas, convocadas a través de redes sociales y que portaban una gran pancarta en la que podía leerse «el futuro es Leonor», vitorearon a la heredera de la Corona, que por un instante dudó si acercarse a corresponder tanta muestra de cariño. Hasta ahora, siempre había estado flanqueada en público por sus padres y su hermana, la infanta Sofía, su punto de apoyo, pero el acto de este miércoles abrió una nueva etapa en su papel como heredera que culminará en 2023 cuando jure la Constitución.

«Por encargo» del Rey, como anunció la Zarzuela el jueves pasado, la princesa Leonor presidió la conmemoración del trigésimo aniversario del Instituto Cervantes, un organismo que quedará por siempre ligado a sus comienzos institucionales. Fue allí también donde hace dos años pronunció sus primeras palabras en público –las 55 en total que componen el artículo 1 de la Constitución– que, con toda seguridad, ensayó hasta la saciedad. En esta ocasión, no estaba previsto que hablara, pero sorprendió al sacar su vena más periodística y, micrófono en mano, felicitar a la institución por su biblioteca digital, una herramienta que tanto ella como sus compañeros en el colegio Santa María de los Rosales, aseguró, utilizan. También se interesó por los trabajadores de la entidad que desempeñan sus funciones desde el extranjero y a los que la pandemia les impidió regresar a España. «Me gustaría saber qué tal están, si ha mejorado su situación y si han podido venir», preguntó sin titubeos aunque ligeramente nerviosa.

La Princesa de Asturias, durante el acto. / Efe

Con tres generaciones de comunicadores en la familia –su bisabuela Menchu Álvarez del Valle, su abuelo Jesús Ortiz y su madre, la reina Letizia, han ejercido como periodistas–, no es de extrañar que Leonor se mostrara muy atenta, profesional, y segura de sí misma en cada uno de sus pasos, que siguió de cerca el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín.

Acompañada por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y por el director de la institución, Luis García Montero, la primogénita de los Reyes recorrió las instalaciones cervantinas y depositó dos libros en la llamada Caja de las Letras, una antigua cámara acorazada donde se guardan las grandes obras escritas en español. Los elegidos fueron la Carta Magna que leyó el 31 de octubre de 2018 y un ejemplar de 'El Quijote' con el que Leonor participó el pasado abril, en pleno confinamiento, en el Día del Libro. Y lo hizo en la caja 2021, situada entre la de Miguel Delibes y la de Severo Ochoa y cuya llave se llevó consigo de regreso al Palacio de la Zarzuela.

Como recuerdo de la visita, que duró apenas 45 minutos, Leonor recibió tres libros editados en distintas lenguas cooficiales. En concreto, se trata de 'Joana' de Joan Margarit, en edición bilingüe castellano-catalán editada con motivo de la concesión del Cervantes en 2019 al poeta catalán; 'Quisiera tener todas las voces', un libro de poesías que editó el Cervantes bajo la dirección de Víctor García de la Concha, y 'Antología poética', del propio García Montero, en una edición traducida al catalán con prólogo de Margarit. «La mayor riqueza de un país es la cultura», resaltó el poeta y director del Instituto Cervantes, «por eso es tan importante tenerla aquí y el honor que no hace con su legado».

Los pasos de don Felipe

Con la decisión de Zarzuela de dotar de agenda propia a la princesa Leonor, la heredera refuerza su papel institucional, que asumirá plenamente al cumplir la mayoría de edad y jurar la Constitución. Será tras regresar de Gales, donde cursará los dos próximos años el bachillerato internacional en el UWC Atlantic College.

El libro que ha ojeado la Princesa de Asturias en su visita al Instituto Cervantes.

Don Felipe y doña Letizia siempre han procurado de que sus hijas no tuvieran una exposición pública continuada, lo que no ha impedido que la princesa Leonor, más desde que su padre accediera al trono en junio de 2014, avance con firmeza en su formación y también posición social. Y, pese a que el Rey llegó a decir que la heredera no seguiría sus pasos al pie de la letra, sí que se aprecia cierto paralelismo a la hora de ir quemando etapas.

De hecho, don Felipe, también con 15 años, protagonizó su primer acto en solitario. Claro que el suyo fue un viaje oficial al extranjero. Lo hizo en junio de 1983, a Colombia, donde el entonces príncipe de Asturias representó a la Corona en la conmemoración del 450 aniversario de Cartagena de Indias, donde fue recibido con honores de jefe de estado. Ahora, la Corona ha decidido que la princesa Leonor se estrene con 15 años en su primer acto en solitario.