Yolanda Díaz, este miércoles en Roma. / efe

Yolanda Díaz garantiza la continuidad de la coalición con el PSOE: «No hay alternativa»

En su tercera visita a Roma de los últimos nueve meses, la vicepresidenta segunda pide «atacar» la inflación y secunda a los sindicatos en su exigencia de subidas salariales

DARÍO MENOR Roma

La alianza de Gobierno entre Unidas Podemos y el Partido Socialista no corre peligro. Un día después de que le exigiera a Pedro Sánchez una reunión de la comisión del pacto de la coalición, lo que tendrá lugar en los próximo días, Yolanda Díaz ha insistido este miércoles desde Roma, donde se reunió con el ministro de Trabajo del Ejecutivo de Roma, Andrea Orlando, en que es posible encontrar «fórmulas imaginativas» para cuadrar los presupuestos de Defensa manteniendo las políticas sociales.

«La coalición es más necesaria que nunca. No hay alternativa. Voy a emplear toda la imaginación y el cariño que siento por mi país y me dejaré la piel en la negociación», ha afirmado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social en la capital italiana, donde también se ha entrevistado con el comisario europeo de Empleo y Derechos sociales, Nicolas Schmit. «Estoy segura de que el presidente y yo llegaremos a un punto de encuentro».

En una jornada en la que los sindicatos se manifestaban frente a las sedes de la patronales exigiendo un incremento de los salarios que permita enjugar la inflación, Díaz ha mostrado su pleno apoyo a las centrales de los trabajadores y ha advertido del riesgo real que supone el malestar social existente en el Viejo Continente. Por ello ha pedido «atacar» la inflación y subir los salarios, no solo los mínimos, en toda Europa. La austeridad, ha subrayado, es una palabra «que no puede volver a pronunciarse» entre los Veintisiete como solución para superar una crisis.

La política gallega también ha hablado en Roma de su nueva plataforma política, Sumar, con la que ha dicho estar «muy esperanzada» y que será presentada este viernes en Madrid. Ha negado las acusaciones de no haber invitado a los líderes de los diversos partidos a la izquierda del PSOE a la puesta de largo, aunque ha dejado claro que el protagonismo tiene que ser «de la ciudadanía» en una iniciativa que pretende que sea «inclusiva, feminista y ecologista».

«Me preocupa esa enorme fractura que hay en España entre la política y la ciudadanía. No es un problema de la ciudadanía, sino de la política y tiene que ser reparado. El viernes lanzo un proceso en el que quiero que esté todo el mundo», ha dicho, explicando que no es «una casualidad» que Sumar vaya a ver la luz en la semana en la que se celebra en nuestro país el Orgullo Gay. «España puede ser un país mejor y más moderno, en una Europa social y económicamente democrática».

La de este miércoles es la tercera estancia de Díaz a Roma en los últimos nueve meses. El pasado mes de octubre ya viajó a la capital italiana para reunirse con Orlando, con el que mantiene una gran sintonía, y visitar además la sede de la Cgil, el principal sindicato del país, que había sufrido días antes un ataque por parte de un grupo ultraderechista. En diciembre volvió a la Ciudad Eterna para mantener una audiencia privada con el Papa Francisco.