Valérie Pécresse, la 'Dama de Hierro' francesa

Tercera en los sondeos para las presidenciales galas de abril, la candidata del partido de Los Republicanos se define a sí misma como «dos tercios Merkel y un tercio Thatcher»

BEATRIZ JUEZ

«Soy dos tercios Merkel y un tercio Thatcher», se jacta Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos a las elecciones presidenciales francesas de abril. A Pécresse le gusta compararse con la ex canciller Angela Merkel por su capacidad de diálogo y con la antigua primer ministra británica Margaret Thatcher por su firmeza.

«Soy una mujer fuerte. Soy la que ustedes necesitan para presidir el país», afirma Pécresse, considerada conservadora moderada desde el punto vista social, y liberal desde el punto de vista económico. «Una mujer que hace como yo, como han hecho Angela Merkel y Margaret Thatcher, puede defender los intereses de su pueblo», sostiene la política, que se considera «patriota y europea».

La candidata, casada y madre de tres hijos, nació en 1967 en Neuilly-sur-Seine, un barrio acaudalado en las afueras de París. Vive con su familia en Versalles, localidad con fama de burguesa y conservadora. Celosa de su vida privada, hay pocas fotos de su familia publicadas en los medios.

«¿Es usted una mujer feminista?», le preguntaron en BFM TV. «Soy una mujer simplemente. Feminista por naturaleza. Quiero la igualdad hombre-mujer. Pero no soy una feminista contra los hombres», respondió Pécresse. La candidata aseguró a la revista Paris Match que su marido es «el más feminista de los dos. Sin él no me hubiera sentido capaz de ir hasta el final».

Tiene fama de ser ambiciosa, trabajadora, metódica y fría. Fue buena estudiante. Aprendió ruso y japonés. Y a los 15 años se apuntó a un campamento de jóvenes comunistas en la entonces Unión Soviética. Aprobó el bachillerato a los 16 años, dos años antes de lo previsto. Cursó la carrera en la prestigiosa Escuela de Estudios Superiores de Comercio (HEC Paris) y en la Escuela Nacional de Administración (ENA), donde se forma la élite del funcionariado francés. Fue la segunda de su promoción.

La región más rica

A lo largo de su carrera política ha sido auditora en el Consejo de Estado, consejera del presidente Jacques Chirac, diputada, portavoz del gobierno y dos veces ministra con el presidente Nicolas Sarkozy. Dirige desde 2015 Île de France, la región más poblada y rica de Francia. En julio de 2021 fue reelegida presidenta de la demarcación parisina con el 43,8% de los votos.

En diciembre pasado, ganó las primarias conservadoras con el 60,95% de los votos, a pesar de no partir como favorita. Su rival, el diputado Éric Ciotti, representante del ala más derechista del partido, obtuvo sólo el 39,05% de los apoyos.

Curiosamente, será la candidata presidencial de Los Republicanos, formación que abandonó en julio de 2019 por sus diferencias con el entonces presidente del partido, Laurent Wauquiez, y por considerar que la formación se estaba yendo demasiado a la derecha. Pero en octubre se adhirió de nuevo a su antiguo partido para poder presentarse a las primarias.

Pécresse, de 54 años, apunta ahora al Palacio del Elíseo. Si gana las elecciones de abril, se convertiría en la primera presidenta de Francia. Otras dos mujeres lucharán en estos comicios por romper ese techo de cristal: la socialista Anne Hidalgo y la ultraderechista Marine Le Pen.

Pero 'la Dama de Hierro' francesa, como la llama la prensa, no lo tendrá fácil. La candidata deberá luchar en el centro contra el presidente saliente Emmanuel Macron y en la extrema derecha con Le Pen y Éric Zemmour. Los candidatos de la izquierda, numerosos y divididos, tienen pocas posibilidades de ganar.

Si este domingo se celebrara la primera vuelta de las presidenciales, Macron obtendría el 25% de los votos; Le Pen, el 18%; Pécresse, el 16 %; y Zemmour el 11% de apoyo, según el último sondeo de Ifop. Solo los dos candidatos más votados se clasifican para la segunda vuelta de los comicios.

Unir a Los Republicanos

Para poder pasar a la segunda ronda, Pécresse necesita reunir a las diferentes corrientes que hay dentro de Los Republicanos. «La derecha republicana está totalmente unida, todo el mundo apoya a Valérie Pécresse», aseguró esta semana Michel Barnier, ex negociador de la Unión Europea para el Brexit.

La extrema derecha y la izquierda populista la acusan de ser una copia de Macron. Pécresse es «dos tercios Macron, un tercio Zemmour», afirma Jean-Luc Mélenchon, candidato de La Francia Insumisa, el Podemos francés.

Pécresse, tercera en los sondeos, busca robarle votos a la extrema derecha para colarse en la segunda vuelta. Promete que va a limpiar los barrios de delincuentes, luchar contra la inmigración ilegal y poner el país en orden.

Y se presenta a los electores como la única capaz de derrotar a Macron. «La derecha está de regreso», afirma la candidata. «Los electores no quieren otro duelo Macron-Le Pen. Soy más reformadora que Macron y tengo más autoridad que Marine Le Pen», proclama.

Pero ¿qué imagen tienen de ella los franceses? Sus compatriotas la consideran dinámica, valiente y autoritaria y la ven menos arrogante que Macron, Le Pen y Zemmour, según un sondeo de Elabe para BFM TV y la revista «L'Express».

Pécresse es juzgada menos presidenciable que el actual inquilino del Elíseo. Según un sondeo reciente, el 50% de los franceses piensa que Macron tiene las cualidades necesarias para ser presidente de la República, frente al 38% que opina lo mismo de ella. El 48% de los encuestados piensan que Macron va a salir reelegido y sólo el 14% cree que Pécresse podría ganar los comicios.

En su partido confían plenamente en ella. «Hoy con su equipo y su proyecto, pienso sinceramente que Valérie Pécresse puede ganar», dijo esta semana Xavier Bertrand, rival de Pécresse en las primarias.

Temas

Francia