Borrar
José Luis Ábalos comparece en la 'comisión Koldo' del Senado. EFE
Ábalos se desmarca del 'caso Koldo' y acusa a Cerdán de saltarse el Código Ético del PSOE

Ábalos se desmarca del 'caso Koldo' y acusa a Cerdán de saltarse el Código Ético del PSOE

El exministro de Transportes y ex número tres de los socialistas define su papel en 'caso Delcy' como «misión diplomática de éxito» y tacha de «bulo» el tráfico de maletas

Domingo, 5 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Ya solo me queda la justicia. Ya no tengo en quién confiar». El que fuera secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes durante la pasada legislatura, José Luis Ábalos, ha comparecido este lunes en la comisión que investiga en el Senado la trama de cobro de mordidas por la obtención de contratos públicos que afecta a su ex asesor Koldo García Izaguirre, y que propició su expulsión del PSOE y su posterior marcha al Grupo Mixto del Congreso.

Ante las preguntas de los senadores que componen la comisión, Ábalos ha reconocido que Koldo García era uno de sus cinco asesores eventuales y que le unía una relación de confianza. «No tenía ninguna capacidad de decisión, ni ninguna autoridad porque no ocupaba puesto en el escalafón. No tiene ninguna capacidad», explicó. También descarta haberle encagado a él directamente la compra de material sanitario. «Estábamos en un momento sensible de la pandemia, con muertos a diario. Encargué a todo el mundo del ministerio ponerse a trabajar para conseguir material sanitario», ha añadido.

El exministro también ha señalado su intención de recurrir ante el PSOE su suspensión de militancia del partido de la que, a su juicio, no existe ningún precedente similar, y ha admitido que ya sólo confía «en la Justicia». También ha criticado que el responsable de Organización de los socialistas, Santos Cerdán, trate de justificar de haber ido más allá del código ético: «Saltarse las normas no es ningún mérito», ha resumido.

Ábalos considera que la expulsión de su partido tiene que ver «con el ambiente político» que existe en el parlamento. «Yo ya sabía que lo que tenía que ocurrir iba a ocurrir. Era un tributo, como quién dice, yo ya no tenía mucho futuro político incluso antes de mi pase al Grupo Mixto. Estaba ya de retirada», ha zanjado.

Ábalos también ha explicado que fichó a Koldo porque no encontraba a nadie que antepusiera su militancia a la relación laboral, que pudiera estar dispuesto las 24 horas del día, siete días a la semana. «Me sugirieron a esta persona y vino con gusto y con ganas», ha dicho en respuesta a las preguntas de los senadores.

Otro de los temas por los ha sido cuestionado en la comisión de la Cámara alta es por su presencia en el aeropuerto de Barajas en 2020 con el objetivo de que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, no entrara en España por las sanciones que pesaban sobre ella, calificando esta acción como «misión diplomática de éxito», de la que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, estaba informado. A su vez, ha insistido en denunciar los «bulos» sobre las supuestas 40 maletas que salieron del avión.

Ábalos ha sido citado en la Cámara alta, donde el PP cuenta con mayoría absoluta, en plena recta final de la campaña de las elecciones catalanas de este domingo y cuando ya han desfilado por la sala de comparecencias excompañeros de filas suyos como el propio Koldo García, el exministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa, o su sucesor en la secretaría de Organización del PSOE, Santos Cerdán, entre otros.

El exnúmero 3 de los socialistas, y que durante muchos años se consideró un fiel escudero del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, negó estar «acusado de nada» ni haber tenido un enriquecimiento ilícito a raíz del estallido del llamado 'caso Koldo'. Pese a ello, el PSOE decidió expulsarle del partido tras un ultimátum de 24 horas para que renunciara al escaño, algo que finalmente no hizo.

Investigaciones paralelas

El 27 de febrero, Ábalos compareció en rueda de prensa desde el Congreso para anunciar que mantenía su escaño y se pasaba al Grupo Mixto. En su intervención, el exministro insistió en que no está implicado ni en la querella del caso Koldo, ni en el auto del juez que investiga la trama, ni en ninguna otra causa, y que tampoco fue citado a declarar como testigo.

El grupo parlamentario del PP en el Senado decidió llamar a comparecer al exministro en la comisión de investigación de la Cámara alta y también en la que se celebra paralelamente en el Congreso, propulsada por el PSOE. En un primer momento, los socialistas no le llamó a declarar a esta última, aunque posteriormente pactaron una lista con sus socios de investidura en la que sí figuraba su nombre, pero aún no hay fecha para su comparecencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios