El president de la Generalitat, Pere Aragonès / EP

Los empresarios alertan de que el Govern lleva a la «decadencia» de Cataluña

El Círculo de Economía muestra su decepción con Aragonès y con Colau y teme la «irrelevancia» económica catalana

CRISTIAN REINO Barcelona

En plena negociación de los presupuestos del Estado y de Cataluña y con el debate sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat sobre le mesa, los empresarios catalanes, a través del lobby Círculo de Economía, han lanzado este miércoles un toque de atención al Govern catalán, que lleva cuatro meses, y al Ayuntamiento de Barcelona. A ambos les han advertido de que si no dan un cambio de rumbo, empujan a Cataluña hacia la «decadencia» y la «irrelevancia económica».

«El Círculo de Economía quiere denunciar que este miércoles ni Barcelona ni Cataluña disponen de un modelo de prosperidad compartido y que cuente con la complicidad de todos los agentes», ha señalado la entidad en una nota de opinión. «Nuestra capital y nuestro país están arriesgando el futuro de todos: podemos quedar atrapados en una espiral de irrelevancia económica, de lenta pero inexorable decadencia», según ha avisado.

La organización empresarial recuerda que en el mes de junio dio la «bienvenida» a la investidura de Pere Aragonès con «esperanza» tras los indultos, pero ahora, unos meses más tarde, manifiesta su «decepción» tanto con la Generalitat de Cataluña como con el Ayuntamiento de Barcelona.

El Círculo pide a ambos un cambio de rumbo. A su juicio, los modelos de desarrollo económico por parte de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, a menudo, son «fuertemente ideológicos, con falta de pragmatismo». Otras veces «generan confrontación,y, por lo tanto, difíciles de ejecutar en sociedades tan complejas y diversas como las nuestras», añade. Y cargan contra «la apología del decrecimiento» que propugna la CUP, que a su entender «es una irresponsabilidad que una economía europea abierta no se puede permitir».

Así, en plena negociación presupuestaria en Cataluña, los empresarios piden a Aragonès gobernar «desde la centralidad, sin estar condicionado por los extremos minoritarios», lo que es una llamada a pactar las cuentas con el PSC y no con la CUP. El mundo económico reclama normalidad, ambición, realismo y amplios consensos. «La primera responsabilidad de las administraciones es gestionar bien, que las cosas funcionen. Poco épico, poco romántico, pero reiteramos que es imprescindible y la primera obligación de un gobierno», ha asegurado la entidad en una nota. «El futuro de Cataluña pide una política de estado, y, por lo tanto, volver a tener presencia e influencia catalana en España, el único Estado realmente existente que tenemos los catalanes», advierte.

La nota de los empresarios ha llegado el mismo día en que el Parlamento catalán ha debatido sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat. El vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, se ha abierto a seguir negociando, aunque el presidente del Gobierno dio por aparcada la inversión.