Juan Espadas. / EFE

Sánchez promociona a Espadas y ubica a Vara en su nueva ejecutiva

El líder del PSOE andaluz presidirá el Consejo de Política Federal y el extremeño se hará cargo de la política autonómica

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERAS Madrid

El presidente de Andalucía, el popular Juanma Moreno, no se cansa de repetir que no tiene intención de adelantar las elecciones, pero en la dirección del PSOE apuestan por que no irá más allá de la próxima primavera y temen que la cita pille a su candidato, Juan Espadas, aún verde. Pedro Sánchez busca darle proyección y, según fuentes del partido, este fin de semana lo convertirá, durante el 40 Congreso que la formación celebra en Valencia, en el presidente del Consejo de Política Federal, el órgano que reúne a todo el poder territorial socialista.

No es habitual que un puesto semejante lo ocupe un secretario regional que no está en el Gobierno. Hasta ahora, desde el 39 Congreso, el cargo lo desempeñaba el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, al que Sánchez siempre ha respetado por su lealtad, a pesar de que ni le apoyó en las primarias de 2014 ni en las de 2017 y de que no siempre han estado de acuerdo en cuestiones como las alianzas con los independentistas.

El nombramiento de Espadas pretende servir también como reconocimiento a la federación que más militantes aporta al PSOE, como mensaje de que, pese haber perdido el Gobierno autonómico, aún es clave para los socialistas en el ámbito nacional y como elemento cohesionador en torno a un liderazgo que aún está por testar en unos comicios autonómicos. Pero Sánchez no defenestrará con ello a Fernández Vara.

El presidente de Extremadura sustituirá en la ejecutiva al exlehendakari Patxi López como secretario de política autonómica. Con esta designación, el líder socialista rompe la norma interna de no tener barones en la dirección federal pero también, esgrimen en su entorno, transmite una idea hacia el exterior en un momento en el que la oposición lo acusa de entreguismo al secesionismo. «La posición de Guillermo es indubitada», remachan.