El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / efe

Sánchez confirma su ambición de presidir la Internacional Socialista

El presidente del Gobierno optará al puesto en el congreso que la organización, algo venida a menos, se celebra en España entre el 25 y 27 de noviembre

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERAS Madrid

Pedro Sánchez sigue dando pasos para construirse un perfil de líder global. Aprovechando su presencia en Nueva York, donde la organización de partidos socialistas, socialdemócratas y laboristas celebró hoy la reunión del Presidum, el presidente del Gobierno confirmó lo que, en realidad, se sabía hace tiempo, que presentará su candidatura para encabezar la Internacional Socialista en sustitución del griego Yorgos Papandréu. «No podría haber causa más alta ni más querida para los que nos sentamos aquí. Por eso, será un privilegio contar con el empuje de todas y todos vosotros para llevarla a cabo», dijo.

La Internacional Socialista, una organización que agrupa a 132 fuerzas políticas y organizaciones del mismo espectro ideológico en todos los continentes pero que en las últimas décadas ha perdido enorme peso específico, celebrará en Madrid, entre el 25 y el 27 noviembre, su próximo congreso para elegir presidente. Y los socialistas españoles llevan tiempo preparándose para el momento. El jefe del Ejecutivo español explicó hoy, de hecho, que ya tiene un plan y que su intención es «modernizar» la organización y conseguir nuevos objetivos en materia de igualdad, cambio climático, economía justa y defensa de la democracia.

Sánchez argumentó que las crisis que se han ido encadenando en los últimos años han provocado que principios que se creía plenamente consolidados estén en «riesgo de involución» y defendió que la socialdemocracia es la única alternativa viable tanto al «individualismo del orden neoliberal como al retorno de los extremismos». «Aspiro a aportar mi experiencia -añadió- para iniciar un nuevo tiempo».

Algunos veteranos socialistas reconocen que la IS no es "ni sombra de lo que era" e incluso la tildan de "inservible". En la práctica, si no formalmente, se han desenganchado de ella buena parte de las formaciones europeas, empezando por los alemanes del SPD. Ahora, la mayor parte se concentran en el PES y el Global Progressive Forum. Pero en el PSOE hay cierta coincidencia en que presidirla puede ser "útil" a Sánchez para estrechar contactos con los "pocos" dirigentes que quedan y para engrosar su currículum internacional.