Salvador Illa, este miércoles en unas jornadas sobre turismo en Barcelona. / E. P.

Salvador Illa, designado primer secretario electo del PSC

La decisión deberá ser ratificada por el congreso extraordinario que el partido celebrará en diciembre en Barcelona

CRISTIAN REINO Barcelona

La autoridad electoral del PSC designó este miércoles a Salvador Illa como primer secretario electo del partido, una decisión que deberá ser ratificada en el congreso extraordinario del partido que se celebrará los días 18 y 19 de diciembre en la capital catalana. Illa sucede a Miquel Iceta, ya que ha sido el único que ha presentado una candidatura para liderar el socialismo catalán, tras la etapa liderada por el actual ministro de Cultura. Illa recibió el apoyo de anteriores primeros secretarios, como Raimon Obiols, Narcís Serra, José Montilla, Pere Navarro y Miquel Iceta, según una nota de la formación federada al PSOE.

En una carta dirigida a la militancia del partido, Salvador Illa apuntao que quiere liderar el PSC para «seguir trabajando por el reencuentro de los catalanes, para recuperar la fuerza y la unidad de Cataluña y su gente», sobre la base de un «mejor autogobierno, una financiación justa y la prosperidad para todos». «Sin bandos ni bloques», se conjura. «La pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de nuestras sociedades, reforzando la necesidad de la dimensión pública, la necesidad de que haya instituciones fuertes que velen por el interés general«, señala. En este contexto, el exministro de Sanidad ha subrayado »la vigencia de los planteamientos socialdemócratas«.

Cataluña lleva demasiado tiempo que «no está para lo que debe estar«, con »una década perdida« a »las espaldas«, marcada por »malos gobiernos, gobiernos divididos, prioridades equivocadas y derroche de tiempo y energías», expresa Illa. A su juicio, después de esta «década perdida», «se está abriendo un tiempo nuevo», gracias a la victoria del PSC en las últimas elecciones al Parlament. El objetivo del PSC, a su entender, tiene que ser jugar un papel más ambicioso: «Gobernar en Cataluña». «El PSC debe ser el partido del diálogo, entre catalanes, entre catalanes y el resto de España y también con Europa», concluye el exministro socialista.