El nuevo presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes. / EFE

ERC reclama la recusación de Lesmes de la revisión de los indultos

La defensa de los líderes republicanos señala falta de imparcialidad del magistrado e interés directo en la causa

CRISTIAN REINO Barcelona

Los abogados de los cuatro líderes de ERC que fueron condenados, encarcelados e indultados, Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva y Dolors Bassa, han solicitado la recusación de Carlos Lesmes en el Tribunal Supremo, encargado de la revisión de las medidas de gracia a los dirigentes nacionalistas. Lesmes fue presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial y tras dimitir se incorporó a su plaza como magistrado de la sala tercera del Alto Tribunal, que es la que tiene que decidir sobre los recursos presentados por PP, Vox y Ciudadanos contra la decisión del Gobierno de indultar a los nueve presos del 'procés'. Los republicanos llevan tiempo advirtiendo de la fragilidad de los indultos, que son, según se hicieron efectivos, «parciales y revisables».

Los letrados de los republicanos consideran que Lesmes está «contaminado« para esta causa y »no debería participar de esa decisión«. Por ello, piden que se le aparte por falta de imparcialidad y por «mediar interés directo entre el magistrado» y el caso. Según la defensa de los políticos independentistas, Lesmes carece de apariencia de imparcialidad de acuerdo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El equipo legal de la formación secesionista apunta a unas declaraciones de Lesmes en un foro del colegio de abogados de Madrid en 2021. Aseguró que los indultos eran «difíciles de aceptar». ERC añade además como argumento para justificar su recusación, que en la apertura del año judicial 2022-2023, el expresidente del CGPJ se pronunció en defensa de la actuación de los jueces del Supremo, y en contra de la «desjudicialización». Según los republicanos, esas manifestaciones suponen un claro pronunciamiento en contra de los indultos, que coincide a su juicio con las tesis defendidas por los recurrentes. Su imparcialidad, dicen en ERC, queda «irremediablemente comprometida».

La defensa también aporta un informe desfavorable del Supremo contra los indultos dirigido al Ministerio de Justicia. El documento fue tramitado por Lesmes en calidad de presidente del alto tribunal. ERC argumenta que esta circunstancia demuestra que el magistrado ha participado directamente del objeto del recurso en el ejercicio de un cargo público, lo que es también causa de recusación.

Los independentistas celebraron recientemente que la sala penal del Tribunal Supremo anulara una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que condenó a cuatro exmiembros de la Mesa del Parlamento catalán por un delito de desobediencia por la tramitación de las leyes de la desconexión, en septiembre de 2017. Los cuatro dirigentes independentistas, Anna Simó, Ramona Barrufet, Lluís Guinó y Lluís Corominas fueron condenados a penas de inhabilitación de un año y 8 meses y una multa de 30.000 euros por un delito de desobediencia. El Supremo ordenó repetir el juicio en el TSJC, pues considera vulnerado el derecho a un tribunal imparcial de los acusados, debido a que dos de los jueces que integraron el tribunal habían exteriorizado ya en autos previos una toma de postura explícita acerca de cuestiones que constituyeron después objeto esencial del juicio.