El secretario general del PP, Teodoro García Egea. / EP

El PP se enroca en el veto a Iglesias en el CGPJ

Las posiciones de populares y socialistas no han cambiado desde que el presidente Pedro Sánchez anunció que llamaría a Pablo Casado para tratar de desbloquear las negociaciones

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

Las posiciones del Partido Popular y del PSOE no se han movido un centímetro desde que el pasado viernes Pedro Sánchez anunció que llamaría a Pablo Casado para intentar desbloquear -«de una vez por todas», enfatizó- la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que el pasado 4 de diciembre cumplió dos años con el mandato caducado. Aunque ambas formaciones llevan pregonando diariamente su intención de acabar con esta situación en el órgano de gobierno de los jueces, la realidad es que no están dispuestas a ceder en sus pretensiones.

El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, insistió este lunes en que su partido mantiene la «mismas» condiciones para poder llegar a un acuerdo con los socialistas y calificó estas de «bien sencillas». Sobre todo, destacó la que consideran principal, excluir a Unidas Podemos de las negociaciones. «No puede pintar nada. El PP no a formar parte de ningún acuerdo con Podemos», zanjó el dirigente del PP.

Limitar al CGPJ

En esta guerra de culpas por el estado en funciones del CGPJ, García-Egea volvió a acusar al PSOE de ser el responsable de «bloquear» el órgano y avanzó que su formación votará en contra de la iniciativa que llevarán hoy al Congreso PSOE y Unidas Podemos para limitar los movimientos del órgano judicial cuando esté en funciones (como ocurre en la actualidad).

En defensa de sus socios de Gobierno, salió este lunes el vicesecretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que señaló que en otros procesos similares, incluso con el PP formando parte de la negociación, «ha habido propuestas para el órgano de gobierno de los jueces por parte de formaciones minoritarias».

Pero desde Podemos se percibe como «imposible» que los populares levanten el veto. Su portavoz, Isa Serra, va más allá y reconoce que, de no alcanzar un acuerdo, retomarán la propuesta de reducir la mayoría parlamentaria necesaria para renovar el Poder Judicial.