Nasser Bourita y José Manuel Albares durante su encuentro en el Foro UpM, e Barcelona. / MAEC

Marruecos insiste en que su respuesta en la tragedia de Melilla fue «responsable»

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, y su homólogo marroquí sitúan la cumbre entre ambos países para finales de enero o principios de febrero

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

Marruecos insiste en que la muerte de más de una veintena de inmigrantes en la frontera de Melilla el pasado mes de junio fue algo «excepcional» y su respuesta «responsable». El ministro de Asuntos Exteriores del país vecino, Nasser Bourita, ha puesto en valor «la cooperación que Marruecos y España vienen desarrollando en materia migratoria».

En declaraciones a la prensa en Barcelona, dentro de la cumbre que se celebra de la Unión por el Mediterráneo (UPM), tras mantener un desayuno de trabajo con su homólogo español, José Manuel Albares, Bourita ha subrayado que lo ocurrido el 24 de junio «no fueron sucesos normales en su origen y en su procedimiento».

El ministro marroquí también ha defendido que no se trató de «movimientos espontáneos» sino que «fue algo muy violento, algo muy nuevo» frente a lo que Marruecos respondió «de manera responsable» y con la intención de «no dar ningún incentivo a las redes de tráfico de seres humanos». Las autoridades marroquíes han admitido 23 fallecidos si bien las ONG apuntan a que el balance de víctimas sería muy superior, con hasta 70 muertos.

Apertura de aduanas

Aunque estaba prevista para finales de este año, la esperada Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Marruecos podría tener lugar finalmente a finales de enero o principios de febrero, según han anunciado Albares y Bourita. Entre las cuestiones candentes a tratar, el compromiso con la apertura de aduanas en Ceuta y Melilla o la hoja de ruta trazada a raíz de la visita del pasado 7 de abril a Rabat del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para entrevistarse con el rey Mohamed VI.

La cita «será no solo una oportunidad para ver que hemos cumplido todos los puntos de la hoja de ruta sino para acordar nuevos elementos ambiciosos en nuestra relación bilateral», ha adelantado el ministro marroquí.