El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso / EFE

Marlaska asegura que reformará la 'ley mordaza' pese a las movilizaciones policiales

PP y Vox le afean que vaya a reformar una ley que, como esgrimieron en el Congreso, apoyó el propio ministro del Interior en el pasado

M. A. A. Madrid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se mostró este miércoles determinado a reformar la Ley de Seguridad Ciudadana –aprobada en 2015 y conocida popularmente como 'ley mordaza'– pese a las movilizaciones policiales que se han sucedido durante la última semana. Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, insistió en que el nuevo texto «garantizará los derechos de los ciudadanos» y «dará seguridad jurídica» a los policías y guardias civiles. Derechos que, según afirmó, «fueron limitados por la mayoría absoluta del PP en un intento de protegerse de las protestas por la corrupción».

En otro bronco intercambio de réplicas, la diputada del PP Ana Belén Vázquez mostró una foto en la que se podía ver al titular del Interior luciendo, en el pasado, una pulsera de la plataforma Jusapol, una de las convocantes de la manifestación del pasado sábado en Madrid, para reprocharle que vaya a reformar una ley que, en opinión de la parlamentaria, este apoyó. «Váyase, señor Marlaska», cloncluyó, antes de mencionarle otras polémicas como el tercer grado para el detenido por el crimen del niño de Lardero. «¿Qué es lo que cambió cuando usted colgó la toga?», se preguntó Vázquez.

Por su parte, el diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro denunció lo que entiende como «una miserable y humillante» reforma de la ley, de la que afirmó que quiere «regalar el control de las calles al conjunto de la extrema izquierda».

Grande-Marlaska respondió recordando que la ley de 2015 fue «cuestionada» por el Tribunal Constitucional, que «declaró una parte inconstitucional y otras de necesaria interpretación». También esgrimió en su defensa la subida salarial aprobada durante su mandato para policías y guardias civiles.