La exvicescretaria general del PSOE Adriana Lastra / EP

Lastra volverá a ser cabeza de lista por Asturias en las generales

La diputada socialista dimitió en julio como vicesecretaria general de la formación explicando que tomaba la decisión porque tenía que guardar reposo absoluto por su embarazo

RAMÓN MUÑIZ

El futuro político de Adriana Lastra seguirá ligado a la política nacional, sin planes a corto y medio plazo para desembarcar en Asturias. Así lo ha confirmado esta mañana el presidente del Principado y secretario general de los socialistas en Asturias, Adrián Barbón. «Tiene muchos deseos de reincorporarse a su labor parlamentaria, tenemos en ella a una grandísima parlamentaria y va a ser una grandísima número 1 al Congreso de los Diputados por Asturias en 2023 como también le ha pedido el presidente del Gobierno Pedro Sánchez», señaló en el Comité Autonómico. Lastra dimitió en julio como vicesecretaria general del PSOE, aduciendo problemas de salud ligados a un embarazo que, según confirmó el presidente asturiano, «va bien» pero le requiere «reposo absoluto». El paso atrás de la política riosellana facilitó que Sánchez remodelara su ejecutiva este verano.

En el Comité Autonómico que la FSA ha celebrado hoy en Piedras Blancas el líder de los socialistas asturianos consideró que «las elecciones de 2023 van a ser difíciles, no podemos darlas por ganadas, hay que lucharlas y tener ambición de victoria». Sobre las primarias convocadas en las agrupaciones de Oviedo y Gijón reconoció que este tipo de procesos se activan «cuando no hay consensos» y que si en ambas plazas no los hubo «no es porque no lo intentáramos». En todo caso ahora «es el momento de la militancia, el momento de elegir y estoy seguro de que lo haremos de una forma respetuosa, no convirtiendo las primarias en un espectáculo destructivo».

Barbón prometió «morderse un poco la lengua» para no hablar del resto de partidos pero deslizó: «Es verdad que en ocasiones nuestros procesos pueden parecen un poco barullo, pero no son un gallinero. Qué bien les sentaría a otros partidos de Asturias que sus decisiones no se tomaran desde un despacho de Madrid».

El presidente del Principado puso el foco en las negociaciones para aprobar los presupuestos de 2023, solicitó responsabilidad a la oposición para sacar adelante las cuentas, y reivindicó «la vía fiscal asturiana», una política que «iremos precisando en los próximos meses» pero que consiste básicamente en rechazar una rebaja general de impuestos para centrar los alivios en deducciones para casos concretos, ligados a los niveles de renta y haciendo un esfuerzo añadido con quien vive en concejos en riesgo de despoblación. En Asturias «una persona con un millón de euros paga de impuesto de patrimonio 298 euros anuales. ¿Es eso injusto?», retó. «No solo no es injusto, sino que es constitucional porque la Constitución dice que los impuestos deben ser progresivos», anotó. Por ello pidió a sus militantes huir del «debate simplón» que pide rebajas generalizadas de impuestos.