Carta recibida en la embajada de Ucrania en España. / colpisa

s

Interceptan otros tres sobres con ojos de animales enviados a diplomáticos ucranianos

Además del dirigido a la embajada de Kiev, también se ha detectado otro envío al consulado en Barcelona y en Málaga

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El envío de sobres con ojos de animales prosigue su goteo en España y siempre con un denominador común: están dirigidos a legaciones diplomáticas de Kiev y otros objetivos relacionados con la invasión rusa de Ucrania. Este lunes, la Policía Nacional volvió a interceptar un nuevo envío dirigido a la embajada ucraniana. El tercero del día si se cuentan los que se recibieron en los consulados en Barcelona y en Málaga, según informaron fuentes policiales.

Fue por la mañana cuando los sistemas de seguridad de Correos detectaron e interceptaron estos tres sobres sospechosos. La Policía descartó desde un primer momento la presencia de sustancias explosivas o deflagrantes, comprobando que lo que contenían eran ojos de animales.

Ya la semana pasada se interceptaron sobres con ojos de animales en la embajada de Ucrania en Madrid y en otras oficinas diplomáticas de este país.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania, Oleg Nikolenko, confirmó la incautación de estos tres sobres, cuantificando en 21 los casos en los que se han mandado este tipo de amenazas a oficinas diplomáticas en doce países.

En este contexto, Nikolenko señaló que los diplomáticos ucranianos «no deben ser intimidados ni quebrantados» ante estas amenazas. «Seguiremos trabajando con eficacia para proteger a Ucrania del enemigo y de nuestra victoria», zanjó.

La investigación en España sigue su curso en la Audiencia Nacional después de que el sábado se conociera que las seis cartas con material pirotécnico enviadas al Palacio de la Moncloa, las embajadas de Ucrania y Estados Unidos, la ministra de Defensa, Margarita Robles, una empresa de armamento de Zaragoza, y a la base aérea de Torrejón de Ardoz fueron enviadas desde la provincia de Valladolid. Todos estos sobres habrían sido enviados por una misma persona.