Aragonès y Sánchez. / EFE

Las infraestructuras escenifican el alejamiento de Cataluña y el Gobierno

El PSC acusa a la Generalitat de fingir las malas relaciones con Moncloa

CRISTIAN REINO Barcelona

El Gobierno y el Govern han vuelto a chocar este viernes en el marco de una reunión de la comisión técnica de infraestructuras, sin la presencia de ministros ni de consejeros de la Generalitat. La versión que han dado unos y otros del nivel inversor del Estado en Cataluña ha escenificado la distancia que hay entre ambas administraciones. Mientras el Govern ha denunciado un déficit inversor de mil millones anuales en los últimos doce años, el Gobierno ha asegurado que Cataluña, en términos absolutos, es la comunidad con más inversión del Estado.

El Ejecutivo central y la Generalitat ha tomado el pulso a sus relaciones, después de que el Govern asegurara que están peor que hace un año y anunciara ayer que no habrá reunión de la comisión mixta bilateral Estado-Generalitat porque no se dan las condiciones para llegar a acuerdos. Para visualizar que las relaciones están bajo mínimos, el Govern optó por una reunión para este viernes de perfil bajo, con el número dos del equipo del vicepresidente Jordi Puigneró como máximo representante y el secretario general de Infraestructuras por parte del Gobierno.

El Gobierno catalán ha exigido en el encuentro un plan para revertir los 12.383 millones que a su juicio asciende el déficit de inversiones del Estado en Cataluña, entre 2009 y 2021. En concreto, la delegación de la Generalitat ha reclamado la transferencia de 3.000 millones como aplicación de la disposición adicional tercera del Estatuto del periodo 2009-2013 y un plan de inversiones en Cataluña de más de 9.000 millones cuyo cumplimiento se evalúe anualmente. «No hay ninguna explicación ni razones objetivas que justifiquen que Cataluña esté en la cola de ejecución de obra pública», según la Generalitat. «En los últimos cinco años hemos tenido menos inversión en Cataluña que en las 13 comunidades autónomas que han tenido más inversión este 2021», ha denunciado.

La visión del Gobierno es diametralmente opuesta. El secretario general de Infraestructuras del Gobierno, Xavier Flores, ha asegurado que Cataluña es la comunidad autónoma que tiene más inversión realizada en infraestructuras en 2021 en valores absolutos. «No estamos satisfechos, pero esto no quiere decir que seamos un desastre. No es cierto. Estamos ejecutando obra como en ninguna otra comunidad», según Xavier Flores, que ha pedido un «análisis más sosegado, más de fondo» de las cifras ya que, en sus palabras, los catalanes merecen saber la verdad. «Sorpresivamente, la realidad es que cuando vas a obra certificada, Cataluña es la comunidad donde más obra se ha certificado», ha afirmado.

'Caso Pegasus'

El Govern se esfuerza en mostrar su malestar con el Gobierno. La consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, admitió ayer que en el marco de los contactos para la mesa de diálogo estaban abordando asuntos importantes, sin llegar a detallarlos, pero que con el estallido del 'caso Pegasus' la confianza ha caído a cero. Las relaciones están en suspenso, aunque no rotas, como demuestra la reunión de este viernes. La Generalitat está agitando además el agravio de las inversiones en infraestructuras y se prepara para cargarle al ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, el eventual fracaso de la candidatura olímpica de 2030.

Vilagrà advirtió de que las relaciones no pueden volver a la senda de la normalización mientras no se resuelva la crisis por el caso Pegasus. El PSC, no obstante, ha acusado este viernes a la Generalitat de fingir sus malas relaciones con el Gobierno. Las relaciones entre los ministros y los consejeros son «fluidas», ha alertado la número 2 de los socialistas catalanes, Alicia Romero. El Govern quiere «trasladar» una imagen que no se corresponde con la realidad, según el PSC. El ejemplo, a su entender, es la reciente reunión entre la vicepresidenta Nadia Calviño y el consejero de Economía, Jaume Giró.