Votación. / EFE

Las inciertas perspectivas electorales de la España Vaciada en Castilla y León

La polarización en el panorama político amenaza con castigar la indefinición ideológica de estas plataformas en los comicios autonómicos

Javier Arias Lomo
JAVIER ARIAS LOMO

El fenómeno de la España Vaciada y el ensayo que suponen las elecciones del próximo 13 de febrero en Castilla y León pueden desembocar en un experimento fallido. Estas plataformas presentarán candidaturas en cinco de las nueve provincias, pero únicamente la de Soria parece contar con posibilidades reales de entrar en las Cortes de la región.

Es difícil calibrar el apoyo que cosecharán unas asociaciones tan poco consolidadas y más aún en territorios despoblados, pero las encuestas publicadas desde el anuncio del adelanto electoral no arrojan unas perspectivas especialmente optimistas. Uno o dos escaños, de los cinco que se eligen en su provincia, son los que otorgan a Soria YA! en el mejor de los casos. El resto no obtendría ningún representante.

Esta asociación es precisamente la que más similitudes guarda con Teruel Existe, única representante de la marca España Vaciada en el Congreso. Al igual que sucedió en su momento con los de Tomás Guitarte, esta se encuentra más asentada que el resto de candidaturas y los más de 20 años que acumula como plataforma social le hacen contar con una pequeña base de electores. Escasa y limitada, pero que explicaría por qué conseguiría irrumpir en el parlamento autonómico.

«Habría que haber hecho un esfuerzo organizativo distinto, pero puede ser que haya cierta prisa», asegura Valencia

Aunque también es cierto que en las últimas semanas -coincidiendo con la presentación de alguna de estas candidaturas- se ha producido un parón de los sondeos, por lo que aún confían en ser capaces de movilizar a sus hipotéticos votantes en este último mes. Una pausa en las encuestas que se explica por la dificultad que el componente de la España Vaciada y las altas expectativas de PP, PSOE y Vox han añadido a la hora de hacer predicciones.

Como Teruel Existe

La línea argumentativa de estas asociaciones también sigue la estela de lo esgrimido por Teruel Existe en el Congreso. Hacen gala de un discurso basado en los agravios territoriales, su carácter local y la capacidad de abrirse a medidas tanto de izquierda como de derecha. Una seña de identidad que finalmente puede resultar ser no tan beneficiosa, según el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Málaga, Ángel Valencia. «En un escenario tan ideologizado y polarizado como el actual, la indefinición ideológica quizá pueda acabar siendo una desventaja en el plano político», sostiene.

También apunta a la diversidad de perfiles o trayectorias de los candidatos -las plataformas lo ensalzan como reflejo de su transversalidad- para explicar por qué los estudios demoscópicos no auguran un resultado satisfactorio para estas candidaturas en Castilla y León. Y es que en el caso de Valladolid, por ejemplo, hasta catorce de los dieciocho nombres que ocupan las listas han formado parte de Ciudadanos, incluyendo una alcaldesa investigada por prevaricación y malversación que ya ha dado un paso al lado. «No son solo ganaderos, médicos o informáticos», asevera el catedrático.

En el resto de candidaturas podemos encontrar un jefe de inspección de Transportes de la Junta, Ángel Ceña, como cabeza de lista de Soria YA; un informático liderando la lista en Burgos, Raúl Izquierdo; una autónoma del sector agrícola, Nieves Trigueros, en Palencia; o una funcionaria de la Junta en la opción salmantina, Verónica Santos.

Los tiempos también juegan un papel fundamental en el adelanto electoral. La España Vaciada y sus plataformas se lo han tomado como la oportunidad idónea para poner en marcha su maquinaria, pero eso ha precipitado los acontecimientos. «El esfuerzo organizativo tendría que haber sido otro, pero puede ser que haya habido cierta prisa», asevera Valencia.

No obstante, dicho adelanto también ha evidenciado el temor de PP y PSOE por perder influencia en las circunsripciones pequeñas a costa de este nuevo movimiento. De hecho, se trata de uno de los motivos que llevó al popular Alfonso Fernández Mañueco a adelantar los comicios el pasado diciembre.

Difíciles de predecir

Todos estos elementos hacen de la cita electoral en Castilla y León una de las más interesantes y más difíciles de predecir en los últimos tiempos. Probablemente, desde las autonómicas que arrebataron en 2018 el poder al PSOE en Andalucía tras más de 40 años en el poder.