El lider del PSC, Salvador Illa. / efe

Ningún banco avala a los encausados del Tribunal de Cuentas

El Govern presiona a Sánchez: «Los compromisos están para cumplirse»

CRISTIAN REINO Barcelona

La Generalitat sigue sin encontrar un banco que avale la fianza millonaria que el Tribunal de Cuentas ha fijado para 34 exdirigentes independentistas y exaltos cargos del Govern. El Gobierno catalán ha aprobado esta mañana una transferencia de 10 millones de euros «previstos en el capítulo 2 de los presupuestos», para dotar al fondo complementario de riesgos validado en el último Consejo Ejecutivo, del martes 6 de julio. Este fondo se creó para dar cobertura a servidores públicos que no quedaban cubiertos por otros mecanismos actuales del Gobierno, en aquellos procedimientos judiciales o administrativos en los que se vieran implicados por acciones realizadas en ejercicio de sus funciones.

Es el caso de los 34 investigados por el Tribunal de Cuentas. El fondo cubre el aval que una entidad privada debería conceder a los encausados para la fianza de 5,4 millones que tienen que depositar antes del 21 de julio. El Govern, por tanto, tiene ocho días para encontrar un banco que avale la operación. La portavoz de la Generalitat, Patricia Plaja, ha confirmado esta mañana que el Gobierno catalán, de momento, no ha hallado ninguna entidad financiera que se haga cargo, aunque ha confiado en que la habrá. De lo contrario, ha apuntado que el Govern trabaja en una vía alternativa. Si no hay un banco que avale la fianza, Plaja ha señalado que lo hará la entidad gestora del fondo, en este caso el Instituto Catalán de Finanzas. Esta mañana, el líder de la oposición, Salvador Illa, se ha inclinado por considerar que el decreto aprobado por el Govern para la creación del fondo se ajusta a la legalidad, a pesar de que la semana pasada los socialistas reclamaron un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias. La petición de este informe lo ha aprobado esta mañana la mesa del Parlament.

El Govern, tras su reunión semanal, ha querido además lanzar un aviso a Pedro Sánchez, después de acometer la remodelación de su ejecutivo. En línea con lo que han apuntado los independentistas estos días atrás, Plaja ha asegurado que al Gobierno catalán no le interesa tanto quién está en el Ejecutivo central como cuáles son las decisiones que adoptan. El Govern ha confiado además que la Moncloa cumpla los «compromisos» en lo que respecta al calendario de dos citas próximas. La primera es la convocatoria este mes de julio de la comisión bilateral Estado-Generalitat. La segunda es la reactivación de la mesa de diálogo entre las dos administraciones para septiembre. «Esperemos que los nuevos ministros no cambien los calendarios», ha espetado la Generalitat.

Plaja ha confirmado además que Aragonès no acudirá a la conferencia de presidentes autonómicos del mes de julio en Salamanca, pero sí acudirá este viernes a la localidad francesa de Elma a la conmemoración del 60º aniversario del nacimiento de Òmnium Cultural, que reunirá de nuevo a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.