La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la presentación de los presupuestos

Hacienda tilda de «tomadura de pelo» que Podemos vinculara a los PGE la ley de vivienda

María Jesús Montero no descarta aun así que el asunto acabe mezclándose en la negociación de las Cuentas públicas en el Congreso a propuesta de Esquerra

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERAS Madrid

La negociación de los presupuestos de 2023, que el Ejecutivo quería presentar como un éxito de la coalición frente a los «agoreros» que dudaban de su capacidad de volver a presentar las terceras cuentas públicas de la legislatura, ha dejado cicatrices palpables entre PSOE y Podemos. Tres días después de que la ministra de Derechos Sociales y líder de los morados, Ione Belarra, llamara a la movilización de los colectivos sociales ante el «rechazo frontal» del PSOE a desbloquear la ley de vivienda, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dado rienda suelta a su enojo.

Montero recordó este viernes, en RNE, que el Gobierno ya pactó el contenido de esa norma el pasado año precisamente en paralelo a la negociación de los presupuestos de 2021. «A mí, particularmente, me parecería una tomadura de pelo -adujo- que hubiera formado parte de la ley de presupuestos del 23». «Es que nosotros somos un Ejecutivo serio -añadió- y pactamos un texto que fue el que entró en el Congreso de los Diputados. ¿Que luego los grupos parlamentarios presentaron enmiendas? Pues eso ya es una cuestión que le compete a los grupos parlamentarios, pero el Gobierno no puede volver a pactar lo que ya pacto, eso sería absurdo y sería ridículo».

La también vicesecretaria general del PSOE, en todo caso, se mostró consciente de la ley de vivienda puede volver a cruzarse con los Presupuestos ahora, durante la tramitación en la Cámara baja. Entre otras cosas, porque Esquerra, uno de sus aliados habituales, ha dejado claro que el asunto es para ellos esencial. «Nosotros, por supuesto, dialogaremos y haremos por conseguir unas nuevas Cuentas», afirmó.