Pere Aragonés durante la reunión mantenida esta mañana con el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. / EFE

El Govern restablece las relaciones rotas con la UE por el 'procés'

Aragonès se reúne con el vicepresidente de la Comisión Europea

CRISTIAN REINO Barcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha recibido este jueves en el Palau de la Generalitat al vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. Se trata de la primera reunión del jefe del Ejecutivo catalán con un alto dirigente de la UE desde 2015. Las relaciones entre la Comisión y el Govern quedaron en suspenso desde el inicio del proceso independentista y la Comisión cerró sus puertas a miembros del Gobierno catalán.

Con el fin del 'procés', el giro del Ejecutivo catalán, que ha aparcado la vía unilateral y su apuesta por el diálogo con el Gobierno central, se han restablecido las relaciones entre la UE y la Generalitat. Fuentes del Govern han destacado la relevancia de la reunión al recordar que la última vez que un vicepresidente de la Comisión Europea visitó el Palau de la Generalitat fue en 2011. Antes del inicio del 'procés', no era inusual que comisarios o miembros de la Comisión al más alto nivel visitaran el Palau de la Generalitat. Tras la elección del presidente de la Generalitat, solía ser recibido por el presidente de la CE en Bruselas. Así fue hasta 2011. A partir de 2012, las puertas de la UE se les cerraron a Artur Mas y a sus sucesores, Carles Puigdemont y Quim Torra.

La reunión entre Schinas y Aragonès se produce dos meses después de la conversación que el jefe del Gobierno autonómico mantuvo con la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las jornadas que el Círculo de Economía celebró en Barcelona. Quien rompió el hielo fue la consejera de Exteriores, Victoria Alsina, que en enero se reunió en Bruselas con la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreria, en el marco de un encuentro con los miembros de la Eurorregión Pirineos Mediterráneo. El Govern habló entonces de punto de inflexión.

Fuentes de la Generalitat han calificado de «muy cordial» el encuentro, en el que han tratado los proyectos catalanes que se están llevando a término con fondos comunitarios, entre los que destacan el chip europeo, el hidrógeno verde, u otros relacionados con la industria de la salud y el hub audiovisual. En la reunión, de una hora, han analizado las consecuencias derivadas de la guerra de Ucrania. «Este encuentro afianza las relaciones del Ejecutivo catalán con el comunitario, el compromiso de Cataluña con Europa y sus instituciones, y supone un nuevo paso adelante para intensificar los encuentros de trabajo con la Comisión», han asegurado desde el Govern.