Feijóo se presenta en el Senado como «la antítesis al sanchismo»

El primer debate cara a cara entre el líder del PP y el presidente del Gobierno será el 7 de junio

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSO Madrid

Alberto Núñez Feijóo ha tomado posesión este miércoles de su escaño en el Senado desde donde hará labor de oposición al presidente del Gobierno, con quien tendrá su primer cara a cara el próximo 7 de junio. El líder del PP, que ha prometido acatar y respetar la Constitución bajo la atenta mirada de su grupo parlamentario, ha acusado al líder el PSOE de no defender al Estado, dedicarse a desprestigiar las instituciones y hacer concesiones continuas al independentismo catalán. «Somos la antítesis del sanchismo», ha subrayado en una comparecencia posterior ante los medios.

El dirigente gallego ha reconocido las dificultades de su partido para alcanzar acuerdos con el Gobierno de Pedro Sánchez. En el pasado, ha dicho, «tuvimos coincidencias con el PSOE. Pero el PSOE ha mutado, ya no es el PSOE de la Transición y la democracia en España». No retomarán las negociaciones hasta después de las elecciones en Andalucía el próximo 19 de junio. «El Gobierno no lo pone fácil. Me sorprende que quieran hablar con mangantes», ha ironizado el senador, aludiendo a las descalificaciones que el presidente dirigió al PP hace una semanas al PP durante la sesión de control en el Congreso.

Feijóo se ha comprometido a defender como senador la Constitución y la «España común alejada de los extremismos, confrontaciones y modelos de ruptura»y h lamentado que el Ejecutivo haya renunciado, en su opinión, «a esta visión del país, que tuvimos durante estos 40 años los dos grandes partidos que se han alternado en el Gobierno de España». «Ya no defiende al Estado, ha decidido desprestigiar a buena parte de las instituciones del Estado para mantenerse en el Gobierno», ha añadido.

El líder del PP se ha mostrado especialmente crítico con la decisión de los socialistas de impulsar una proposición de Ley en el Parlamento catalán, junto a los independentistas, para blindar la inmersión lingüística y burlar la sentencia que garantiza al menos el 25% de enseñanza en castellano. «Si ni siquiera aceptan el 25% de castellano y no se cumple las sentencias, no estamos en un Estado de Derecho», ha lamentado.

Duelo dialéctico

Con su desembarco en el Senado, el presidente nacional del PP se garantiza así una plataforma institucional para poder medirse en un cara a cara mensual con Sánchez, en las sesiones de control al Gobierno. Aunque en lo que va de año el presidente sólo ha confrontado con la oposición en esta Cámara en tan solo dos ocasiones, el 15 de febrero y el pasado 26 de abril. «En las sesiones de control normalmente si el presidente tiene bien preparada la sesión, suele ganarlas, porque las cierra», ha admitido Feijóo restando importancia al duelo con el jefe del Ejecutivo.

El líder del PP ha recordado que él ha hecho sesiones de control tanto en la oposición como en el Gobierno. «Y sé perfectamente que en el Gobierno la sesión de control es muy cómoda», ha manifestado, para añadir que ahora le corresponde estar en la oposición y, por tanto, cumplirá sus compromisos como jefe de la oposición.

El viernes está previsto que el líder nacional de los populares reúna a sus diputados y senadores en la Cámara Alta para «fijar las prioridades de esta nueva etapa».