Pablo Zapatero, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Dimite el número dos de Justicia con la ministra de viaje en Colombia

Pablo Zapatero fue nombrado secretario de Estado por el anterior ministro, Juan Carlos Campo

EUROPA PRESS

El secretario de Estado de Justicia y número dos del departamento, Pablo Zapatero, y el secretario general de la Administración de Justicia, Borja Vargues, han presentado su dimisión justo cuando la ministra Pilar Llop se encuentra de viaje oficial en Colombia.

Tal y como ha podido confirmar en fuentes del ministerio Europa Press, ambos, que fueron nombrados para sus cargos por el exministro de Justicia Juan Carlos Campo, han presentado su dimisión este jueves por motivos personales. La dimisión se produce en pleno desarrollo del Plan Justicia 2030 que pretende un cambio estructural en el sistema de Administración de Justicia en España, y del que ha hecho bandera tanto el departamento de Llop como el de su antecesor en el cargo.

Las fuentes consultadas apuntan que ambos abandonan la sede del Ministerio porque, tras cuatro meses desde que la nueva ministra del ramo fuera elegida por el presidente Pedro Sánchez, se inicia una nueva etapa y se pretende dar un nuevo impulso al departamento. Añaden que la decisión de que ambos dimitan de su cargo llega de mutuo acuerdo entre la ministra y estos altos cargos.

Avanzan que la salida de Zapatero y de Vargues no tendrá mayor repercusión en el día a día del departamento de Llop y explican que el nombramiento del nuevo 'número dos' del Ministerio se llevará al próximo Consejo de Ministros.

Llop en Colombia

El anuncio de la dimisión se ha producido estando la ministra y su jefe de gabinete en Colombia, donde este jueves ha acompañado al Rey Felipe VI en Barranquilla en la clausura de l Congreso Mundial de Juristas, evento bianual que organiza la Asociación Mundial de Juristas.

Precisamente este miércoles, Zapatero fue el encargado de defender ante la Comisión de Justicia del Senado la partida de los Presupuestos Generales del Estado que va destinada al departamento. En su alocución defendió el aumento de 11,5% de la partida y apuntó que se «hace todo lo que puede» para ejecutar los proyectos de servicio público en tiempo y forma para garantizar una Justicia «accesible, eficiente y de calidad». «Estamos sudando la camiseta», aseveró.

El hasta ahora secretario de Estado dijo ser consciente del «desafío» que tenía por delante el Ministerio a los efectos de ejecutar los proyectos recogidos en el marco de los Presupuestos e insistió en que el Ministerio «hace todo lo que puede». «Creo que estamos demostrando que nos esforzamos», señaló.

Se da la circunstancia de que el pasado 18 de noviembre las asociaciones mayoritarias de Letrados de la Administración de Justicia (LAJ) enviaron una carta conjunta a la ministra de Justicia, Pilar Llop, donde le pedían que cesara al secretario de Estado Pablo Zapatero y al secretario general Borja Vargues por la «ruptura» de los compromisos asumidos por ambos sobre la adecuación salarial que reclaman los LAJ por lo que consideran un «grave desajuste» entre sus responsabilidades y su remuneración.

Los firmantes --la Unión Progresista de Letrados de la Administración de Justicia (UPSJ), el Colegio Nacional de Letrados de la Administración de Justicia (CNLAJ) y la Asociación Independiente de Letrados de la Administración de Justicia (AINLAJ)-- reclamaban la destitución de Zapatero y Vargues por ser sus interlocutores en el Ministerio para estas negociaciones.

LA LLEGADA DE ZAPATERO AL MINISTERIO

Fue en enero de 2020 cuando el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto por el que se establecía la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales y que, en el caso de Justicia, suponía designar al doctor en Derecho Internacional Pablo Zapatero como secretario de Estado e introducir cambios en la organización del Departamento.

Zapatero es profesor doctor en Derecho Internacional por la Universidad Carlos III de Madrid. Desde 2016 y hasta su nombramiento como secretario de Estado de Justicia, desempeñó el puesto de secretario general técnico del Consejo General de la Abogacía Española. Previamente, entre 2009 y 2011, ejerció como director de gabinete de la Secretaría de Estado de Justicia y responsable de la elaboración y ejecución del Plan Estratégico del Ministerio de Justicia.

El tándem Zapatero-Vargues ha tenido que lidiar durante sus casi dos años en el Ministerio con la reinvención de la Administración de Justicia por la irrupción de la pandemia de coronavirus, además ambos se implicaron en el desarrollo del Plan Justicia 2030.