La derogación de la sedición parte al independentismo

Òmnium se desmarca de la manifestación convocada por la ANC

CRISTIAN REINO Barcelona

Cisma en el independentismo. La guerra en el secesionismo no solo afecta a los partidos. ERC y Junts ya hace dos meses que no comparten gobierno, tras la decisión de los de Puigdemont de abandonar el Gobierno catalán críticos con la estrategia soberanista de Pere Aragonès. La ruptura ha llegado este viernes también a la entidades sociales. Òmnium no secundará la manifestación convocada por la ANC contra la reforma del Código Penal, que incluye la supresión del delito de sedición y su sustitución por el de desórdenes públicos agravados. La Asamblea se manifestará, bajo el lema «ningún pacto con España para encarcelarnos», frente a la sede de la Generalitat, para dejar claro contra quién protesta, ya que acusa al Govern de dar «herramientas a los represores para conseguir las extradiciones» y dar apariencia de «legalidad democrática» a España ante la UE.

Ya hace tiempo que la ANC y Òmnium no van de la mano en todas las protestas. La ANC ha llamado este viernes a la ciudadanía a llenar la plaza Sant Jaume el martes que viene en el día de la Constitución para protestar contra el acuerdo alcanzado por el PSOE y ERC para reformar el Código Penal. La manifestación tendrá lugar a las puertas del Govern, que es contra quien irán dirigidas las críticas de los convocantes, pues consideran que está penalizando el derecho a la protesta y está allanando la extradición de Puigdemont.

Se da la circunstancia de que Òmnium también se ha mostrado crítica con la reforma legal pactada por socialistas y republicanos, pero su ausencia obedece, según la ANC, a que no quiere «presionar al Govern». Dirigentes de Junts y de la CUP sí acudirán a la manifestación. No así de ERC. La guerra entra las dos plataformas nacionalistas viene de lejos. En la Diada, Òmnium cargó contra la dinámica antipolítica y populista de la ANC. Esta arremetió contra la apuesta por el diálogo de Pere Aragonès.

Existen dudas sobre el poder de convocatoria de la ANC para esta manifestación, toda vez que este jueves, mientras el Congreso tramitaba la reforma legal en las votaciones de las enmiendas, apenas dos centenares de personas se concentraron frente a la Delegación del Gobierno en Barcelona, en lo que fue un ensayo general de la protesta del martes que viene.