Sede del Consejo General del Poder Juicial. / EFE

El CGPJ afeará al Congreso su rechazo a examinar la reforma del Gobierno

Convoca este jueves un pleno extraordinario para responder a la decisión de PSOE y Unidas Podemos de no dar audiencia al órgano de gobierno de los jueces y a la Comisión de Venecia

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha convocado este jueves un nuevo pleno extraordinario tras la negativa del Congreso a tramitar sus demandas respecto a la reforma que promueve el Gobierno. Se trata de limitar las funciones constitucionales que tiene el órgano de gobierno de los jueces sobre el nombramiento de altos cargos jurisdiccionales mientras se encuentra en funciones, como ocurre en la actualidad. Una modificación legal que llega en plena negociación entre PSOE y PP para renovar el Consejo y que se enmarca en la presión de los socialistas para llegar a un acuerdo.

El pleno se celebrará este jueves a partir de las 12 de la mañana a petición de los diez vocales designados a propuesta del PP. En el Consejo ha caído bastante mal, como un «feo institucional», que la Mesa del Congreso, con los votos favorables de PSOE y Unidas Podemos, haya hecho caso omiso a las reclamaciones que acordó el órgano de gobierno el pasado 17 de diciembre. Entonces, solicitó a la Cámara Baja que consultara la citada reforma con el propio CGPJ y con la Comisión de Venecia, organismo perteneciente al Consejo de Europa.

El pasado martes la Mesa del Congreso aceptó tramitar por el procedimiento de urgencia la modificación legislativa, pero rechazó los informes solicitados por los vocales del Consejo. Ya en el pleno de diciembre el CGPJ manifestó, por amplia mayoría de 15 de sus 20 consejeros, que la propuesta planteada por PSOE y Unidas Podemos afecta al «núcleo esencial» de las competencias que la Constitución le atribuye expresamente en garantía de la independencia judicial.

Los vocales del sector progresista de este órgano: Álvaro Cuesta, Clara Martínez de Careaga, Rafael Mozo, Pilar Sepúlveda y Concepción Sáez, todos ellos designados a propuesta del PSOE menos esta última, que llegó de la mano de Izquierda Unida, votaron en contra.

«Transcedencia consitucional»

La mayoría, sin embargo, recordó en su comunicado al Congreso la «trascendencia constitucional» de la modificación propuesta y la exigencia de interpretación conforme con el Derecho de la Unión Europea que resulta de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que demanda que toda iniciativa legislativa «que delimite los aspectos esenciales del estatuto de los miembros del Poder Judicial o que afecte al estatuto o a las funciones de los miembros del órgano de gobierno del Poder Judicial, deba tramitarse dando audiencia a todos los sectores implicados«.

Ello incluiría al propio CGPJ y a la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho (Comisión de Venecia -Consejo de Europa-), así como a las asociaciones judiciales, de fiscales, los consejos profesionales y a los sindicatos con implantación en la administración de Justicia y las comunidades autónomas.

Escuchar a estas partes es lo que ha ignorado el PSOE y Unidas Podemos en el Congreso. Por este motivo, el pleno del Consejo buscará aprobar otra moción el jueves expresando su malestar institucional por esta negativa del Poder Legislativo, según fuentes del órgano.