La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles. / EFE

Calviño acusa a Vox de «proponer repartir armas» tras otra matanza en EE UU

La vicepresidenta primera respondía a una pregunta de carácter económico de Iván Espinosa de los Monteros

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

Lo que era una pregunta de carácter económico durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso ha acabado convirtiéndose en un debate sobre la legalización de las armas. La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, en respuesta al portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, lamentó que la formación de Santiago Abascal «proponga repartir armas el día que estamos llorando por una matanza de niños en EE UU». Todo un día después de que fueran asesinados 19 niños y dos profesores en una escuela primaria de Texas.

Sin leer su intervención, Calviño ha defendido que «los españoles confían en este Gobierno» y ha puesto en valor las medidas para mitigar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia y la invasión rusa de Ucrania. A ello, Espinosa de los Monteros le ha acusado de «ser la única que va en dirección contraria en una autopista» y le ha afeado la inflación que azota España. Es entonces cuando la ministra de Economía ha acusado a Vox y de «crispar», «proponer repartir armas» y «faltar al respeto a las personas con discapacidad», en referencia a la intervención el día anterior del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, tamién de la formación de Abascal, en la que dijo que iba a responder a una parlamentaria en silla de rueda «como si fuese una persona como las demás».

El propio Espinosa de los Monteros ha desmentido en Twitter que su partido haya propuesto legalizar las armas, todo pese a que su formación lleva coqueteando con esta idea desde hace varios años. En marzo de 2019, el propio Abascal propuso que las personas sin antecedentes pudieran «hacer uso de la fuerza proporcional para defender su hogar». Días después, en una entrevista en la revista 'Armas', afirmó que «hace falta un cambio radical urgente en la ley, no solo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa». Ahora desde Vox aseguran que sus palabras se han manipulado.