El persidente de la Generalitat, Pere Aragonés / efe | VídeO: ATLAS

Aragonès replica al nunca jamás de Sánchez: «Persistiremos en la autodeterminación»

El presidente de la Generalitat admite que las posiciones entre el Gobierno y el Govern están «muy alejadas»

CRISTIAN REINO Barcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha advertido esta mañana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que persistirá en su objetivo de lograr la amnistía y la autodeterminación. Un día después de que Sánchez afirmara que nunca jamás autorizará la celebración de un referéndum salvo que lo aprueben tres quintas partes del Congreso, Aragonès ha señalado que hay una «amplia mayoría» en Cataluña que defiende que el conflicto político debe resolverse mediante la amnistía, el regreso de los exiliados y con referéndum sobre la independencia. «Persistiremos», ha advertido, desde el argumento de que cuenta con el aval del 52% de los votos de la ciudadanía a favor de la autodeterminación y la secesión. El jefe del Ejecutivo catalán ha emplazado a Pedro Sánchez a empezar ya la negociación. «Nuestro planteamiento es claro y, si hay voluntad política, se van a encontrar los caminos para materializar» esta negociación, ha asegurado desde Vilanova i la Geltrú (Barcelona) para presentar un plan de choque en materia de políticas activas de empleo.

Tras el nunca jamás al referéndum sobre la secesión de Pedro Sánchez, el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, ha defendido esta mañana en Catalunya Ràdio someter a referéndum un «gran acuerdo sobre autogobierno, financiación y participación de las comunidades autónomas en el diseño de las políticas del Estado». Los independentistas admiten que habrá que votar lo que se acuerde en la mesa de diálogo entre gobiernos, pero desde la premisa de que se incluya la opción de la independencia. Aragonès ha admitido que las posiciones de partida entre los dos ejecutivos están «muy alejadas». Si bien, ha tendido la mano al Gobierno y ha expresado su voluntad de dialogar y negociar.

Sobre la causa del Tribunal de Cuentas contra una treintena de líderes independentistas, entre ellos Artur Mas, Carles Puigdemont u Oriol Junqueras, el presidente de la Generalitat ha pedido una «solución global» al Ejecutivo central, pues a su juicio no se puede afrontar el diálogo entre gobiernos si persiste la «dinámica represiva», que «bloquea», ha dicho, el «camino del diálogo».