Pere Aragonès y Pedro Sánchez. / Efe

Aragonès pide al PSC que le ayude en el diálogo con Sánchez

El presidente de la Generalitat pone el consenso en torno a la ley del catalán como ejemplo a seguir en su mandato

CRISTIAN REINO Barcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha reiterado este miércoles su apuesta por el diálogo para resolver el conflicto catalán. Aunque sus socios de Junts le han instado a que rompa ya con el Gobierno y dé por enterrada la mesa de diálogo, Aragonès ha asegurado en la sesión de control al Govern en el Parlament que seguirá «perseverando» en la vía de la negociación con el Ejecutivo. Eso sí, ha reconocido, como balance de su primer año al frente del Gobierno catalán, que el diálogo con la Moncloa «no está yendo bien». Por ello, ha pedido ayuda al PSC, después de que el líder de los socialistas catalanes le haya vuelto a tender la mano para llegar a acuerdos durante la legislatura. El último, el que hace referencia a la ley del catalán. «Pensamos diferente, pero podemos entendernos», ha asegurado Salvador Illa. «Le reitero mi disposición al acuerdo», ha señalado. «Tenemos que tener puntos de encuentro», ha replicado el presidente de la Generalitat. «Hay que trabajar en el proceso de diálogo», ha dicho.

A su juicio, el Gobierno arrastra los pies en este sentido. «Por lo tanto, usted que puede, ayude en este ámbito», le ha reclamado a Illa. Junts, en cambio, le ha pedido que «corrija» el rumbo en lo que se refiere a la apuesta al diálogo, que admita que la mesa con el Gobierno no funciona y da «nulos resultados», porque Pedro Sánchez «no quiere negociar». Y en consecuencia, Junts le ha pedido unidad de acción en el Congreso y que empiece a trabajar en las vías alternativas al diálogo.

Aragonès, en su primer año al frente del Govern, ha reivindicado la política de geometría variable practicada en el arranque de su mandato. Fue investido por la CUP, aprobó los Presupuestos con los comunes y ha recurrido al PSC para desbloquear la renovación de organismos autonómicos y para aprobar la ley del catalán. «El camino se hace con consensos, seguiremos trabajando en los consensos», ha señalado. Y ha instado a los grupos a trasladar la mayoría alcanzada en la ley del catalán (PSC, ERC, Junts y Comunes) a otros ámbitos. Así, por ejemplo, a la CUP le ha avisado de que cuenta con él para los Presupuestos de 2023.