Aragonès inicia el mandato incrementando su apoyo electoral

El no a la independencia aumenta distancias respecto al sí

CRISTIAN REINO

Si ERC y Junts no hubieran llegado a un acuerdo y Cataluña hubiera tenido que repetir elecciones, Esquerra habría ganado los comicios y habría aumentado distancias respecto al PSC y JxCat. Según una encuesta del CEO de la Generalitat elaborada entre el 11 y el 19 de mayo, si hoy se celebraran elecciones, ganaría ERC con 36-37 escaños, entre tres y cuatro más que el 14 de febrero de 2021. Las autonómicas las venció en votos el PSC, con el mismo número de escaños que los republicanos (33). En este caso, los socialistas también ganarían posiciones (entre uno o dos diputados), pero quedarían en segunda posición. JxCat sí que sufriría un retroceso, al pasar de 32 a 28-29. Pere Aragonès fue investido hace una semana e inicia su mandato con las encuestas favorables. La tardanza de ERC y Junts en ponerse de acuerdo para la investidura de Aragonès y para formar un gobierno independentista castiga a los postconvergentes y en cambio los republicanos salen reforzados. La coalición de gobierno obtendría entre 66 y 68 parlamentarios, por lo que estaría en disposición de sumar la mayoría absoluta (68) sin la CUP. El independentismo podría llegar a los 80 diputados sobre 135, cuando ahora tiene 74.

La CUP también sumaría más escaños. De quinta fuerza pasaría a cuarta, adelantando a Vox. Los anticapitalistas obtendrían entre 11 y 12 escaños (9 el 14-F) y la extrema derecha caería a 7-8 desde los once obtenidos hace tres meses y medio.Los comunes se mantendrían en entre 8 y 9, mientras que Ciudadanos podría llegar a desaparecer, cuando hace cuatro años fue la primera fuerza del Parlament. Los de Carrizosa pasaría de 6 a 0-2 y el PP doblaría los tres diputados actuales.

El independentismo consolidaría e incluso aumentaría su mayoría absoluta en la Cámara catalana, pero el rechazo a la secesión crece. Según el sondeo del CEO, el 48,7% de la ciudadanía está en contra de la independencia, frente al 44,9% que está a favor. Unos cuatro puntos de diferencias entre ambas opciones cuando en enero, en el barómetro anterior, la distancia era de tres puntos. El no gana al sí desde julio de 2019. La mayor distancia entre las dos posiciones se dio en julio de 2020, con más de ocho puntos. El centro de estudios de opinión de la Generalitat concluye además que el 75% de los catalanes están muy o bastante de acuerdo en que Cataluña tiene derecho a decidir su futuro votando en un referéndum. Pere Aragonès inicia su presidencia siendo el quinto líder catalán más conocido, tras Puigdemont, Junqueras, Illa e Iceta, y el segundo más valorado. El primero es Oriol Junqueras, con una nota media de 5,5, mientras que Aragonès obtiene un 4,8. Illa saca un 4,4 y Puigdemont, un 3,9.