El vicepresidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès (i), habla con el líder de ERC Oriol Junqueras (c) y la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta. / Efe

Aragonès fija la sesión de constitución del Parlament el 12 de marzo

El candidato a la presidencia apura plazos para tener tiempo para negociar con Junts y la CUP

CRISTIAN REINO

El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonés, ha firmado esta mañana el decreto de convocatoria de la sesión constitutiva del Parlamento de Cataluña, que tendrá lugar el próximo viernes 12 de marzo a las 10 de la mañana. Aragonès ha decidido apurar los plazos y ha situado el inicio formal de la legislatura en la fecha límite contemplada por la ley, pues necesita aún tiempo para negociar con Junts y la CUP la formación de un nuevo gobierno. Las conversaciones están algo estancadas. Si bien, la intención de Esquerra es tratar de cerrar el acuerdo para antes del viernes y poder llegar al pleno de constitución de la Cámara con el pacto listo para formar el nuevo Gobierno. Lo que se vota el viernes que viene, en cualquier caso, es la presidencia de la Cámara catalana y los miembros de la mesa del Parlament. Por ello, Junts y la CUP no tienen tanta prisa para cerrar el nuevo Govern, pues la primera votación de investidura no será hasta el 26 de marzo.

De momento, Aragonès sigue apostando por un gobierno a cuatro junto a Junts, los comunes y la CUP. Está fórmula a día de hoy es imposible. Los comunes se niegan a compartir ejecutivo con JxCat y además la CUP no ha decidido aún si quiere entrar al gobierno o solo da -si lo hace- apoyo externo al Govern. Ni siquiera está decidido quién será el presidente de la Cámara catalana, ya que en principio debería corresponder a Junts, si el presidente de la Generalitat acaba siendo Pere Aragonès, pero la CUP no renuncia a ocupar ese cargo. Tampoco lo descarta el PSC, que es el único que ha anunciado una aspirante, Eva Granados, aunque sus opciones son muy escasas. Salvador Illa sigue postulándose como candidato a la presidencia de la Generalitat.

Aragonès llamó ayer en una conferencia a Junts y a la CUP a cerrar el acuerdo y a no desaprovechar una oportunidad histórica y les advirtió del riesgo de unas nuevas elecciones, que malgastarían, a su juicio, el resultado del independentismo que consiguió superar por primera vez el 50% de los votos en las pasadas elecciones. El candidato a la presidencia de la Generalitat fijó como objetivo de la legislatura iniciar la fase de resolución del conflicto catalán, un objetivo que para Junts y la CUP se queda corto.