El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / efe

Aragonès, convencido que abordará la autodeterminación con el Gobierno en la mesa

Junts presiona al president catalán para que plante la mesa si no acude Sánchez

CRISTIAN REINO Barcelona

Se desconocía aún el orden del día de la reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat que tendrá lugar esta semana. No obstante, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dado este lunes por hecho que ambas partes abordarán, entre otros, los dos asuntos con los que acudirá la parte secesionista: amnistía y autodeterminación. «Veremos cuál es la propuesta del Estado. Todas las propuestas se van a discutir y nosotros vamos a plantear la nuestra, estamos a la espera de si el Estado tiene alguna», ha afirmado en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), en un acto sobre el inicio de curso en Cataluña. Aragonès ya ha confirmado su asistencia al encuentro con el Ejecutivo central, que el líder republicano ha calificado de «proceso importante», porque «se tiene que avanzar hacia la resolución del conflicto político», según ha confiado.

La posición del president contrasta con la que han expresado este lunes tres destacados dirigentes socialistas, la ministra de Transportes, el ministro de Cultura y el líder del PSC en el Parlament, que se han cerrado en banda a abordar la amnistía y el referéndum de secesión. La vicepresidenta Yolanda Díaz, en cambio, cree que se debe poder hablar de todo. Los ministros socialistas se han inclinado además por que en la mesa se aborden cuestiones como la ampliación del aeropuerto, un proyecto que está en el aire como consecuencia de las desavenencias entre ERC y Junts.

Esquerra cree que el Gobierno se «equivoca» si quiere hablar sobre el aeropuerto en la mesa sobre Cataluña. «La mesa es para resolver el conflicto político, todo lo demás tiene sus espacios en comisiones bilaterales», ha asegurado la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, tras la reunión de la ejecutiva. El ministro Miquel Iceta ha opinado en Onda Cero que si los independentistas abordan las cuestiones soberanistas en el foro, la el encuentro será breve. «Si dicen que la reunión durará poco es que no tienen ninguna propuesta», ha señalado Vilalta.

Pedro Sánchez aún no ha confirmado si acudirá o no a la reunión. En caso de no ir, Junts ha pedido este lunes al presidente Aragonès que plante el encuentro. «Sánchez humilla al Govern», según ha expresado Elsa Artadi, vicepresidenta de Junts. «Muestra pocas ganas de resolver el conflicto, más bien busca cronificarlo», ha asegurado. Según Artadi, Junts supeditará la elección de los nombres que acudirán a la mesa a la presencia o no de Sánchez así como al orden del día de la reunión.

Días antes de la reunión, se mantienen las diferencias en la parte catalana. Vilalta ha avisado a sus socios de Junts y la CUP que la división «debilita». Y respecto a los pitos y los insultos que recibieron Aragonès y Junqueras en actos de la Diada, los republicanos ha advertido a sectores del independentismo de que la «confrontación inteligente» es contra el Estado y no contra compañeros de proyecto. «No caigamos en el error de intentar que crezca la división», ha rematado.