El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, atiende a la prensa mientras / EFE

ERC aparca el ultimátum mientras Junts enfría la inminencia de un acuerdo

Los republicanos amenazaban con empezar a contemplar un gobierno en solitario si no había fumata blanca antes del 1 de mayo

CRISTIAN REINO Barcelona

Casi tres meses después de las elecciones catalanas, el independentismo sigue sin cerrar un acuerdo para investir a Pere Aragonès. El tiempo corre y cada vez queda menos para el 26 de mayo, fecha límite en la que expira la legislatura. ERC ha tratado de enviar esta mañana un mensaje optimista y ha lanzado un guiño a Junts. Los republicanos han aparcado el ultimátum, con el que amenazaban con empezar a contemplar un gobierno en solitario si no había fumata blanca antes del 1 de mayo. Además se han mostrado esperanzados en que en horas o en días podría haber un principio de acuerdo con los de Puigdemont. Junts, en cambio, ha enfriado la inminencia de un posible pacto. Según Esquerra, en la reunión que mantuvieron los equipos negociadores el sábado pasado en la cárcel de Lledoners, en la que participaron Pere Aragonès y Jordi Sànchez, entre otros, se produjo un paso adelante en las conversaciones y a su juicio hubo un «punto de inflexión» en las negociaciones. «Vimos que hay más voluntad y predisposición para desbloquear el acuerdo», ha afirmado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, tras la ejecutiva de la formación.

ERC aparca de momento la posibilidad de gobernar en solitario. Elsa Artadi, vicepresidenta de Junts, por su parte, ha opinado que a su entender en el encuentro del sábado no «pasó nada extraordinario» y no puede hablarse de punto de inflexión. «Habrá acuerdo cuando haya acuerdo», ha dicho. Artadi ha sido contundente y ha enfriado el optimismo de los republicanos. «No hay acuerdo ni fecha de investidura», ha avisado. Podría haber un pacto entre 3 días o en 23, ha advertido. La formación de Puigdemont, que este fin de semana celebra congreso extraordinario para elegir al presidente de su consejo nacional, ha anunciado que el eventual acuerdo al que lleguen ambas formaciones será sometido a consulta de las bases. Eso sí, ha descartado que el congreso del viernes y el sábado sirva para refrendar un posible pacto. Junts ha cargado contra ERC por plantear ultimátums a través de los medios. Según Artadi, si Esquerra habla ahora de punto de inflexión en las negociaciones es para intentar «justificar» el fin del ultimátum. La presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs, ha señalado esta mañana que no iniciará la ronda de contactos para proponer un candidato hasta que no vea que Aragonès tiene opciones de salir elegido.