Santiago Abascal, durante su mitin. / Afp

Abascal acusa a Montero de estar «enloquecida» por sus «políticas criminales»

El líder de Vox llama a la «reacción social» porque «no hay bienestar» en España y sugiere un control de estupefacientes a los diputados «que van de mala manera y a saber si aseados»

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

Vox tomó este domingo el termómetro de sus bases con un acto central en la Plaza de Colón de Madrid bajo el lema ¡Sánchez, vete ya!, secundado por otras concentraciones en capitales de provincia contra las últimas políticas del Gobierno de coalición, sobre todo la derogación del delito de sedición.

Santiago Abascal tocó todos los temas candentes en un discurso vitoreado por miles de personas - 25.000, según la Delegación del Gobierno; 80.000 según los organizadores-, que estaban ataviadas con las banderas verdes de Vox y de España. El presidente del partido ultraconservador también dejó recados al PP, apartándose de su moderación y de su querencia por los pactos con el PSOE.

Como no podían ser de otra manera, Abascal centró su crítica en la polémica aplicación de la ley del 'solo sí es sí', impulsada por una ministra «que está enloquecida» por sus «políticas criminales» para que acaben «saliendo a la calle violadores y pederastas», dijo en referencia a Irene Montero.

Sobre los ataque de su partido a la titular de Igualdad en el Congreso el pasado miércoles, afirmó que el Gobierno «no quiere que haya libertad de expresión»: «Llevarles la contraria es violencia según ellos. Tienen la lengua muy larga y la piel muy fina, pero España no se va a callar», avanzó. Una polémica que ha aprovechado el Ejecutivo para «victimizarse con el numerito« de la ministra, subrayó.

1. Pancarta en contra de la ministra Irene Montero. 2. Manifestantes de Vox portan un cartel exigiendo la celebración de elecciones. 3. Un vendedor ambulante ofrece banderas de España antes de la concentración. / EP

Abascal abrió el foco de su discurso a la situación del país, donde ya «no hay bienestar» porque el Ejecutivo «gobierna contra la gente corriente, al servicio de intereses espúreos y minoritarios de aquellos que odian el interés general de los españoles». «No existe ninguno de los pilares esenciales que se necesitan para mantenerse en pie y prosperar», añadió antes de enumerar: «No hay bienestar, seguridad, propiedad garantizada, libertad básica, instituciones sólidas e independientes, unidad nacional garantizada, soberanía ni una democracia de verdad».

Sánchez, «jefe de demoliciones»

El líder de Vox centró su ensañamiento verbal contra el presidente Pedro Sánchez, por ser un «jefe de demoliciones que quiere triturarlo todo» y «no tiene escrúpulos». Denunció la salida de la Guardia Civil de Tráfico de Navarra y recordó que estas decisiones en España «se toman en la sede de Bildu».

«Tenemos que soportar al capo de Bildu, al terrorista y secuestrador Arnaldo Otegi, que dice que el Gobierno depende de quienes quieren marcharse de España....¡pues que se vayan pero sin un palmo de nuestro territorio!», exclamó entre gritos de «asesino» de los manifestantes contra el dirigente de la izquierda abertzale.

También se refirió Abascal a los diputados «de la violencia extrema» que «no van vestidos decentemente» al Congreso. «Todo el mundo va decentemente vestido, los policías con uniforme, los ujieres, los camareros, menos algunos diputados que van de mala manera y a saber si están aseados. ¿Y estos son lo que hablan de la degradación del Parlamento? Pues no estaría de más un control de estupefacientes a la entrada», sugirió.