A pesar de las tormentas el fuego en Bejís sigue descontrolado