A pesar de la sequía se mantienen las fiestas del agua en Vilagarcía de Arousa