Andrés Cortabitarte, tras sufrir la agresión. / Efe | Vídeo: Atlas

El padre de una víctima del Alvia agrede a un acusado al salir del juzgado

Propinó un puñetazo en la espalda a Andrés Cortabitarte y fue identificado por la Policía Nacional, que tuvo que asistir al exjefe de seguridad de Adif por un leve mareo

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El exjefe de seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte, fue agredido a la salida de la primera sesión del juicio por el accidente del tren del Alvia, que se celebra en Santiago de Compostela. Cortabitarte, uno de los dos acusados en el procedimiento, fue atacado por la espalda por el padre de uno de los 80 fallecidos en el siniestro, que fue identificado por la Policía Nacional.

El incidente tuvo lugar tras abandonar el acusado el edificio donde se celebra el juicio. Lo hizo custodiado por un buen número de agentes antidisturbios y sus abogados. Cortabitarte se encontró de frente con un pequeño grupo de víctimas que le siguieron e increparon: «Tienes 80 muertos a tus espaldas, no tienes vergüenza», «mataste a mi hija», «cabrón, sivergüenza», «ahí lo tienes, 27 años, su muerte cargará en tu espalda para siempre, da igual lo que diga la sentencia», le dijeron.

En un momento dado, entre el revuelo de cámaras, la tensión y los insultos, un padre que perdió a su hija de 22 años se acercó corriendo por detrás y le pegó un puñetazo en la espalda. Cortabitarte se quedó parado, luego se dio la vuelta desencajado y segundos después sufrió un leve mareo. Tras ello, los agentes que lo custodiaban y sus abogados lo apoyaron contra un furgón policial para comprobar su estado, mientras seguía recibiendo insultos de los presentes.

El agresor de Andrés Cortabitarte, retenido por un agente. / Efe

Posteriormente, el exresponsable de seguridad de la gestora ferroviaria se subió en un coche para abandonar la Ciudad de la Cultura de Santiago, donde se celebra el macrojuicio dado el volumen de partes personadas, mientras los policías retuvieron e identificaron al hombre que le había propinado el puñetazo.

Antes de la agresión, Cortabitarte advirtió a los periodistas de que no iba a pronunciarse sobre el juicio con una única declaración: «En 10 años no he hablado y no voy a hablar nunca», avanzó.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia señalaron que la indicación era que solo había un acceso a la sala de vistas, la puerta principal por la que ha llegado y salido el maquinista, pero en ningún caso la puerta trasera estaba habilitada para ello. Por ese lugar entró por la mañana Cortabitarte, una circunstancia que generó malestar entre las víctimas.

Dado este incidente, la Policía Nacional evalúa si hay que tomar medidas de refuerzo en la sede judicial y valora habilitar otra entrada para las partes personadas y alejar al público asistente. Mañana sigue el juicio con otra sesión con las cuestiones previas.