Orense lucha contra nuevos focos de un incendio que los vecinos ven claramente intencionado

Nuevo incendio esta tarde en Galicia, en la provincia de Orense. El viento sopla con fuerza y las llamas se extienden sin control junto a la localidad de Viana do Bolo. Los vecinos denuncian varios focos intencionados. El nuevo frente afecta a dos municipios y ha puesto en vilo a decenas de vecinos. A esta hora siguen pendientes de su evolución, con miedo porque temen un posible desalojo. Los bomberos llevan trabajando 24 horas en primera línea con la ayuda de 8 helicópteros y 8 aviones. Los 38 brigadas de refuerzo luchan contra el primer gran fuego del verano. El incendio de Viana do Bolo comenzó en una zona de difícil acceso a 1.600 metros de altura. Tenía 5 focos distintos. Y llegó a una zona de pinar. La carretera quedó atrapada entre las llamas y el tráfico tuvo que ser cortado. De momento hay más de 200 hectáreas arrasadas. Esta tarde se trabajaba en otro de los focos, en San Pedro de Flariz, en Monterrei, para sofocar las llamas, pero el viento en la zona está dificultando la situación y en el núcleo de A Salgueira está en alerta por la proximidad del fuego. Los servicios de extinción adelantan que queda una larga de trabajo noche por delante, ya que el fuego ha devorado al menos 20 hectáreas. -Redacción-

ATLAS ESPAÑA