un niño de 5 años fallece por la inhalación de humo en un incendio

ATLAS ESPAÑA

Una bola de fuego carbonizaba el bajo cuando llegaron los bomberos. Habían recibido decenas de llamadas de vecinos a los que les entraba humo casa. Desde el primer momento tuvieron claro que no se trataba de una explosión, porque los tabiques del local en obras estaban intactos. El humo era altamente tóxico y la familia del tercero intento huir a la desesperada. Fue el padre de los niños el que les entregó la llave para que fueran rescatados, pero ya habían salido de casa y se los encontraron en el descansillo en parada. La madre y el bebé están graves en el hospital, mientras que al niño de 5 años no pudieron salvarle. Una vecina se emociona porque ella también estaba en casa con sus dos hijos pequeños. El consejo de su marido, que es bombero, de que se quedasen en casa, les salvo la vida.-Redacción-