Las mujeres reciben con entusiasmo el reconocimiento del dolor menstrual como causa de baja

ATLAS ESPAÑA

El ayuntamiento de Castellón lleva meses con una medida parecida en marcha. Las funcionarias tienen un permiso de ocho horas por dolores menstruales que pueden recuperar al mes siguiente. Sin embargo ninguna trabajadora se ha acogido hasta ahora.Que las reglas dolorosas se reconozcan por ley como causa de baja se recibe mayoritariamente con entusiasmo. Y no faltan chicos que lo aplauden. Los síntomas menstruales pueden ser incapacitantes. En la regla, no hay reglas. No faltan críticas a la protección especial a la menstruación.En general la regla no tiene por qué ser una condena. El médico decide la baja. El dolor también es un síntoma de alerta.La experiencia en permisos laborales durante la menstruación funciona en Ayuntamientos como el de Castellón, donde aún no ha habido peticiones o Girona, donde 6 funcionarias han podido quedarse en casa por síntomas menstruales. El debate visibiliza la salud menstrual.-Redacción-