La ANC levanta un muro de urnas simbólico por la independencia en el aniversario del 1-O

ATLAS ESPAÑA

El quinto aniversario del referéndum independentista del uno de octubre reunió en la tarde de este sábado a unas 11.000 personas en su acto central, según la Guardia Urbana. Con la división política más latente que nunca. Con pitos a Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament que pisó la cárcel por secundar el desafío soberanista. Señalamiento también a Esquerra, con gritos de dimisión al ejecutivo que preside Aragonès. Un aclamado Puigdemont, desde la distancia, desafió con lo contrario en la concentración organizada por el llamado Consell per la República. La plataforma Asamblea Nacional Catalana levantó un muro simbólico de urnas en la plaza Sant Jaume, elevando así la apuesta por la independencia con la amenaza a los partidos de crear una lista cívica en las próximas elecciones. -Redacción-